Miró y la danza, protagonistas de las primeras exposiciones temporales del Pompidou Málaga

José María Luna, Carlos Urroz, Francisco de la Torre, Denis Berthomier, Bernard Blistene, Gemma del Corral y Catherine Guillou, ayer/
José María Luna, Carlos Urroz, Francisco de la Torre, Denis Berthomier, Bernard Blistene, Gemma del Corral y Catherine Guillou, ayer

El Cubo abrirá sus puertas al público de manera gratuita durante, al menos, el fin de semana de su inauguración el sábado 28 de marzo

ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Los primeros compases de la feria suelen estar acompañados del bullicio propio de cualquier estreno. También cuando la feria es de arte. Recoger las credenciales, orientarse por los pasillos y al fin encontrar, no sin alguna que otra vuelta, el lugar de la cita. Esta era poco después del mediodía en el pabellón 7 de Ifema, en la jornada inaugural de la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid (Arco).

Justo al final del módulo esperaba el expositor del Centro Pompidou Málaga, que ayer se presentaba en el mayor evento del país dedicado a la creación contemporánea con Miró y la danza como primeras exposiciones temporales y con la previsión de abrir sus puertas de manera gratuita durante, al menos, el primer fin de semana de su inauguración el 28 de marzo.

El MuseoRuso anuncia que abrirá el 25 de marzo

Sigue el goteo de confirmaciones de fechas para las inauguraciones de los nuevos museos en Málaga. Si en la madrugada del martes era el presidente del Centro Pompidou, Alain Seban, quien anunciaba que la delegación malagueña abriría el 28 de marzo, ayer el Museo Estatal Ruso de San Petersburgo confirmaba a través de un comunicado su inauguración tres días antes. Ambas fechas fueron adelantadas por este periódico la pasada semana (SUR, 21-2-2015).

En la nota remitida ayer a los medios, el Museo Ruso recordaba que el director general de la institución, Vladimir Gusev, así como la directora artística adjunta al director general del centro, Eugenya Petrova, presentaron el pasado 12 de enero en Málaga el contenido de las dos exposiciones inaugurales de la primera filial en Europa de la institución rusa, que ocupará dos pabellones de Tabacalera.

Un proyecto con el que, tal y como adelantó Gusev en una entrevista con SUR, el museo quiere «romper con los estereotipos sobre el arte ruso».

Directores de museos malagueños, galeristas y representantes del Centro Georges Pompidou departían de manera distendida poco antes de la hora señalada. El presidente de Ifema, José María Álvarez del Manzano, posaba junto a los rectores locales y del Pompidou en la fachada del expositor, convertida en photocall improvisado.

La comparecencia empezaba con varios minutos de retraso. Sobre la tarima, el director general del Pompidou, Denis Berthomier; el embajador de Francia en España, Jerome Bonnafont y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. En primera fila, los directores del CAC Málaga (Fernando Francés), del Museo Picasso Málaga (José Lebrero), del Museo Carmen Thyssen (Lourdes Moreno), la coordinadora de la Casa de Gerald Brenan (Silvia Grijalba) y el responsable de la agencia pública municipal que gestiona las filiales del Pompidou y del Museo Ruso, así como la Fundación Picasso (José María Luna). Junto a ellos, el director del Museo Nacional de Arte Moderno del Centro Georges Pompidou, Bernard Blistene, y la directora de programación de actividades culturales, Catherine Guillou, encabezaban la delegación francesa.

Tras la introducción del alcalde tomaba la palabra Berthomier para ofrecer las principales novedades sobre el proyecto que dejó la cita. Así, avanzó que la filial malagueña tendrá como primeras exposiciones temporales una muestra sobre Joan Miró programada de mayo a septiembre y que podría sumar «alguna obra de Picasso». La otra propuesta temporal llevará por título Cuerpos simples y girará en torno a la danza. Asimismo, Berthomier detalló que el artista Daniel Buren firmará una acción sobre el lucernario del Cubo que «se realizará antes de la apertura y que tendrá vocación permanente mientras dure la colaboración» entre el Pompidou y Málaga.

«El Centro Pompidou Málaga es una fuerza y una energía que necesitamos construir juntos para poder traducir el mensaje del Centro Pompidou de París al andaluz, que tiene un patrimonio muy rico», sostuvo Berthomier, quien añadió que tanto la colección permanente como las exhibiciones temporales tendrán en Málaga como acompañamiento «un conjunto de espectáculos que se realizarán en paralelo».

«No sólo queremos tratar con turistas, sino con personas que no suelen tratar con el arte, especialmente con el público joven», reivindicó Berthomier, en sintonía con el mensaje lanzado por el presidente del Pompidou, Alain Seban, tanto en París como en Málaga.

Guiño desde Arco

Y para favorecer ese acercamiento, el Centro Pompidou Málaga tiene previsto abrir sus puertas de manera gratuita, al menos, durante el fin de semana de su inauguración, fijada para el sábado 28 de marzo a mediodía. Así lo confirmó a este periódico el alcalde de Málaga poco después de la presentación, a la que también acudieron el director de Arco, Carlos Urroz, los galeristas malagueños Juan Pablo Yusto e Isabel Hurley, los gestores culturales Antonio Troyano y Alejandro Zaia, y artistas como Fernando Bayona o José María Escalona, entre otros.

«Málaga nos puede aportar mucho en términos turísticos y económicos», defendió el director general del Centro Georges Pompidou antes de despejar posibles recelos sobre su estancia en la ciudad: «No venimos con ánimo de ser competencia de nadie, sino de aportar complementos para trabajar conjuntamente y acercar el arte al público que hasta ahora ha estado alejado a este mundo. (...) Queremos abonar el terreno para que las otras instituciones de la ciudad puedan cultivar después».

Preguntado por el presupuesto del proyecto, de 4,2 millones de euros para el primer año, De la Torre defendió: «Hemos elaborado un presupuesto poniéndonos en lo peor en el gasto y en los patrocinios». Así, el alcalde argumentó que las licitaciones de los servicios, así como la captación de mecenas, podrían recortar esa previsión municipal de aportar tres millones de euros para el funcionamiento del Pompidou en su primer ejercicio.

Y sobre el compromiso de permanencia de la institución gala en Málaga, con una vigencia de cinco años prorrogables por idéntico periodo, el embajador de Francia en España bromeó: «En este deseo coincido con el alcalde y espero que sea no para cinco años, sino para cincuenta como mínimo».

Más a corto plazo, en los corrillos tras la comparecencia, el alcalde adelantaba que el Pompidou abriría de manera gratuita «al menos» durante el primer fin de semana de su estreno. Al tiempo, se confirmaba la previsión municipal de que hoy salgan a concurso los servicios de cafetería y tienda del Cubo, cuyas obras de acondicionamiento van a finalizar de manera inminente, según coincidieron ayer varias fuentes municipales durante la cita madrileña.

Así, el Ayuntamiento confía en apurar al máximo los plazos para que el Centro Pompidou abra sus puertas con todos los servicios disponibles. Las fechas están muy justas. Como las fuerzas al final de un día en Arco.