Periodistas reivindican la Transición frente a los que la quieren «destruir»

María Ángulo, Ángeles Ezama, María Dolores Ramos, Helena Establier y Pilar Diezhandino, tras la mesa redonda. /
María Ángulo, Ángeles Ezama, María Dolores Ramos, Helena Establier y Pilar Diezhandino, tras la mesa redonda.

Charo Zarzalejos, Lorenzo Díaz, Pilar Cernuda, Pepe Oneto y Consuelo Álvarez de Toledo destacan su valor para la democracia en un seminario organizado por la Fundación Alcántara

FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

La actualidad quiso ayer apuntarse al seminario Artículo femenino singular, la mujer en la historia del columnismo, que arrancó su primera jornada con un debate sobre periodismo de género y Transición cuando precisamente los titulares de la prensa hablan del cuestionamiento de esta etapa y de la validez de la Constitución de 1978. La sombra de Podemos sobrevoló así ayer la mesa redonda organizada por la Fundación Manuel Alcántara con conocidas firmas del periodismo político que, además de recordar sus vivencias en aquella convulsa etapa y la irrupción de las mujeres en la redacciones de periódicos e informativos de radio y televisión, quisieron marcar distancias con el discurso que da por agotada aquella época.

«Reivindico la Transición frente a los que la quieren destruir», dijo tajante la periodista Charo Zarzalejos que se posicionó como el resto de compañeros de mesa. La primera en disparar fue la propia moderadora del debate, la profesora de la UMA Elena Blanco Castilla, que, frente a los que ponen en duda aquella etapa, destacó el reto que supuso para todo periodista trabajar en esos años.

Pepe Oneto tiró de ironía al calificar el tema de la propia mesa redonda como un «acto de provocación cuando un partido político que puede convertirse en alternativa de Gobierno dice que quiere abrir el candado de la Constitución y acabar con la Transición». «Esta época ha sido uno de los momentos más brillantes de la España actual», apostilló.

Por su parte, Pilar Cernuda, que como sus compañeros de mesa dedicó unas palabras a Manuel Alcántara que no se perdió los dos debates de la jornada, reconoció que tras la dictadura se trabajó con «miedo», pero que con la apuesta por la democracia «los periodistas supimos que teníamos que explicarle a los españoles que también tenían miedo que aquello se podía hacer y que la democracia era buena». Un razonamiento en el que incidió Zarzalejos al afirmar contundente que «nos la jugábamos y la prensa supo estar a la altura».

Por su parte, el sociólogo Lorenzo Díaz se sintió «más crítico» con respecto a esta etapa y habló incluso de «compadreo entre periodistas y políticos» que provocó no pocas respuestas por parte de sus compañeras de mesa. La periodista Consuelo Álvarez de Toledo fue la más contundente al contestar que «la independencia se lleva dentro y aquellas relaciones personales no te condicionaban a la hora de escribir». La columnista llevó su razonamiento al periodo actual y lamentó que, frente a las ideologías de entonces, «el periodismo hoy está en manos de las empresas, no nos protegen, está mal pagado y por eso se suele caer en la trinchera».

Junto a las discusiones y valoraciones también hubo tiempo para las confesiones. Pilar Cernuda reconoció que la imagen que tenían de Don Juan Carlos en un principio era la de un rey «cortito y sin muchas ganas de traer la democracia». Por su parte, Álvarez de Toledo ilustró la expansión de mujeres en el periodismo de la Transición «porque fue una profesión más abierta y no hubo tanto prejuicio en su incorporación».

Lorenzo Díaz quiso «reivindicar» el protagonismo femenino en radio y televisión y citó a profesionales como Mercedes Milá, Rosa María Calaf, Carmen Sarmiento, Julia Otero o «mi querida Concha García Campoy» que «cambiaron» aquellos medios con la democracia.

Por su parte, la primera mesa abordó la trayectoria de cuatro pioneras que rompieron fronteras y reclamaron un lugar en la prensa escrita. Fue el caso de Josefina Carabias, Magda Donato, Carmen de Burgos Colombine y Emilia Pardo Bazán, que además de periodistas eran militantes de los derechos civiles y lucharon por las conquistas de género. «Inauguraron una nueva generación que, con la guerra civil, vivió una gran involución y la mayoría tuvo que irse al exilio, pero supieron crear una tradición que enlaza con la Transición», explicó la profesora de la UMA, María Dolores Ramos, que compartió esta idea con las ponentes Ángeles Ezama, Helena Establier y la catedrática Pilar Diezhandino, que destacó la figura de Carabias como la pionera que logró «vivir» de su trabajo.

Tras la jornada inaugural de ayer, que fue presentada por los profesores Teodoro León Gross y María Angulo, el seminario Artículo Femenino Singular celebrará una nueva sesión el 1 de diciembre para avanzar hasta el presente y discutir sobre la mujer en el periodismo actual.