Bernardo de Gálvez ya está en el Capitolio

Cuadro de Bernardo de Gálvez, propiedad de la familia De Haya Gálvez. /
Cuadro de Bernardo de Gálvez, propiedad de la familia De Haya Gálvez.

Teresa Valcarce entrega el cuadro en el Congreso de EE UU, que salda así su deuda con el héroe de Macharaviaya

REGINA SOTORRÍO

«Hoy EE UU ha cumplido con la resolución que aprobó en 1783», dice emocionado el investigador Manuel Olmedo. El cuadro del héroe de Macharaviaya Bernardo de Gálvez ya está en el Capitolio, tal y como se acordó hace 231 años en reconocimiento a su valentía en la guerra de independencia americana. Teresa Valcarce, que ha liderado esta batalla desde Washington, ha hecho entrega de la obra a un representante del comité de arte del Congreso, que tendrá ahora que decidir la fecha y el lugar en el que se colgará. Para el evento, la Asociación Bernardo de Gálvez ha solicitado la presencia del rey Felipe VI, al igual que fue su padre quien regaló a Washington una estatua ecuestre del militar, señalan.

El Capitolio acepta así el retrato donado por la asociación, que ha pelea desde hace años por que EE UU cumpla con su compromiso. Una lucha que se ha intensificado en el último año y medio al implicarse en esta aventura Teresa Valcarce, gallega de ascendencia malagueña y afincada en Estados Unidos. Valcarce, que se enteró de esta "asignatura pendiente" a través de un artículo publicado por este periódico, ha conseguido sumar a la causa a influyentes colectivos (como Los Hijos y las Hijas de la Revolución Americana), congresistas (como Jeff Miller, de Florida) y senadores (como Roberto Menéndez).

Cuadro de Monserrate

Lo que colgará de las paredes del mayor símbolo de la democracia americana será un cuadro firmado por el malagueño Carlos Monserrate, una réplica del retrato de Don Bernardo realizado en 1784 por Mariano Salvador Maella, pintor de cámara del rey Carlos III, y en la actualidad en manos de la familia malagueña De Haya-Gálvez.

Según consta en unos documentos históricos descubiertos por Olmedo en los Archivos Nacionales de EE UU, Oliver Pollock, agente del Congreso en Luisiana, llevó en 1783 un retrato del militar al Capitolio y, un día después, se acordó que se ubicara en ese recinto. Pero la promesa cayó en el olvido y el cuadro original desapareció.

Estados Unidos salda así su deuda con el héroe de guerra de Macharaviaya, un militar ilustrado que se lanzó solo con su bergantín a la conquista de Pensacola, una victoria crucial para la rendición británica. Su gesta en esa y otras batallas le valió los títulos de gobernador de Luisiana, conde de Gálvez, capitán general de Cuba y virrey de Nueva España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos