«El sector privado es el principal empleador de los estudiantes»

María Teresa Labajos, durante la entrevista. :: e. cabeza/
María Teresa Labajos, durante la entrevista. :: e. cabeza

La decana de Ciencias de la Salud, María Teresa Labajos, hace balance de su gestión y abre las puertas para llevar «sangre nueva» al cargo

ELENA CABEZA

málaga. María Teresa Labajos es decana de Ciencias de la Salud desde el año 2004. A lo largo de su etapa en este cargo ha afrontado grandes proyectos innovadores, como la acogida de dos nuevas diplomaturas -Podología y Terapia Ocupacional-, la puesta en marcha de los grados y el nuevo edificio de la facultad ubicado en la ampliación. Con muchos más proyectos en mente, y sobre todo en el corazón, asegura que es momento de pararse a reflexionar y valorar lo conseguido.

-¿Cómo afronta este nuevo curso académico?

-Lo primero que hay que decir es que este es un curso que se ve afectado tanto por las elecciones al Parlamento andaluz del próximo mes de diciembre como por las elecciones al Rectorado, que se celebran dentro de un año. Muchos de los proyectos que puedas tener se ven muchas veces dificultados por la política y esto es un hecho. Además, yo personalmente no me voy a volver a presentar a decana, por lo que tampoco quiero hacer proyectos que luego no voy a poder terminar. Este centro ha sido dinamita pura y me veo satisfecha con todo lo que hemos conseguido, por eso creo que es momento de que entre sangre nueva. Si yo tuviese el compromiso personal y público de volverme a presentar, tendría muchos proyectos, como por ejemplo adoptar y adaptar nuevas titulaciones o dobles titulaciones. Me encantaría que vinieran a Málaga Dietética y Nutrición u Optometría, y más ahora si sale el nuevo grado de Gastronomía, con el que podríamos hacer muchas cosas en común.

«Si me volviera a presentar apostaría por proyectos como la adopción de nuevos grados»

-Habla de posibles nuevos grados y es cierto que hay titulaciones muy demandadas como Farmacia, Odontología o Veterinaria que no se ofertan en la UMA, ¿es uno de los grandes retos de la facultad?

-Bueno, no exactamente de la facultad, porque aquí hay mucho componente político. Las facultades de Odontología, Farmacia y Veterinaria son muy autónomas y casi siempre han sido independientes. Podríamos decir que hay una herencia arrastrada que proviene de cuando ellas eran licenciaturas y nosotros diplomaturas. Por supuesto que en Ciencias de la Salud nos gustaría acoger estos grados, además tenemos espacio para crear más módulos, pero no sé si estas titulaciones lo aceptarían.

-Según el barómetro del CIS la preocupación por la sanidad en España ha ido creciendo en los últimos años, ¿cómo ve usted el sistema sanitario como profesional?

-Todo es mejorable, pero funciona, que no es poco, porque podemos ver otros países que no tienen sistema sanitario público. Tener una Seguridad Social al alcance de todos es lo mejor que le puede ocurrir a un país. Sí es de reconocer que en estos últimos años la crisis económica ha afectado absolutamente a todos los sectores, y el primero han sido los recortes sanitarios. Es cierto que este problema de crisis económica ha afectado más al sistema público, y por contra la parte sanitaria privada se ha visto más favorecida, aunque también con sus crisis. Yo creo que la competencia entre los dos sectores es buena y el hecho de que se abran más hospitales, ya sean públicos o privados, quiere decir que hay más puestos de trabajo y mayor oferta de asistencia sanitaria a los usuarios. Para nosotros como formadores de profesionales sanitarios es magnífico, porque cuantas más plazas de empleo, mejor. Actualmente, las empresas privadas son fundamentalmente los empleadores de nuestros estudiantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos