Regalar vida entre clase y clase

Un sanitario realiza la extracción de sangre a una alumna en una unidad móvil en el campus de Teatinos. /Félix Palacios
Un sanitario realiza la extracción de sangre a una alumna en una unidad móvil en el campus de Teatinos. / Félix Palacios

La campaña universitaria de donación de sangre y médula recorrerá diferentes puntos de los dos campus

VICTORIA BUSTAMANTE

Comienza un curso más la campaña universitaria de otoño de donación de sangre y médula que realiza el Centro de Transfusión Sanguínea, que esta vez cuenta con el apoyo de la Fundación Andrés Olivares a través del proyecto 'Capitán América'. Se trata de una colaboración que arranca este año con el objetivo de conseguir más donantes de médula. «Estamos a la cabeza en donantes de sangre o de órganos, pero en el tema de la médula estamos en la cola», afirman desde la fundación.

El año pasado se consiguieron un total de 1.435 donaciones de sangre, de las que el 40% provenían de personas que donaban por primera vez. Además, se alcanzaron 35 nuevos donantes de médula. Esta vez el objetivo es llegar a las 2.500 donaciones.

LOCALIZACIONES

13 de noviembre
Ciencias de la Educación y Medicina.
14 de noviembre
Ciencias de la Educación.
19 de noviembre
Derecho.
20 de noviembre
Centro Magisterio Antequera y Escuela de Ingenierías Industriales.
21 y 22 de noviembre
Escuela de Ingenierías Industriales.
26 de noviembre
Centro de Enfermería Ronda y Ciencias de la Salud.
27 de noviembre
Económicas.
28 de noviembre
Estudios Sociales y del Trabajo.
Horario
De 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas, salvo en los centros de Ronda y Antequera, donde solo estarán en horario de mañana.

La campaña arrancó el pasado martes y durará hasta el 28 de noviembre. Durante este mes, las unidades móviles del Centro de Transfusión pasarán por doce localizaciones de los dos campus y dos centros universitarios de la provincia. Junto a estas, varios voluntarios de la fundación ayudarán a informar a los estudiantes. El más especial de ellos es Eduardo Rodríguez, o Capitán América, que usa el disfraz del superhéroe para llamar la atención acerca de la donación de médula. «Hay mucho desconocimiento; a la gente le da miedo, escuchan médula ósea y se confunden con médula espinal, creen que les van a pinchar en la espalda», aclara.

Desconocimiento

El voluntario reivindica lo importante y sencillo que es el gesto: «Vemos gente marcharse del hospital por no encontrar un donante, y para convertirse en uno simplemente hace falta una analítica», aclara. Además, afirma que es muy difícil ser compatible, «es muy improbable que te llamen, de ahí la importancia de que todos seamos donantes de médula». La mayoría de los estudiantes desconocen el proceso de donación. El más común, la aféresis, solo implica la ingesta de fármacos y unas cuatro horas en el hospital. El otro método es una extracción mediante pinchazo en la cadera que necesita anestesia.

La donación de sangre, sin embargo, está más extendida entre los estudiantes. Muchos tienen ya el carné y aprovechan para hacer la extracción; otros se estrenan en el proceso. Desde la unidad móvil afirman que «la gente joven suele responder bien, es solidaria y un donante potencial durante muchos años». Por ello inciden en la importancia de llegar a la comunidad universitaria.

 

Fotos

Vídeos