Una «oportunidad única» para aclarar el futuro universitario

Voluntarios posan con el rector en el 'stand' de Bellas Artes. ñito salas/
Voluntarios posan con el rector en el 'stand' de Bellas Artes. ñito salas

Miles de estudiantes de la provincia acuden a las Jornadas de Puertas Abiertas Destino UMA para conocer la oferta académica de la institución malagueña

ELENA CABEZA MÁLAGA.

Están los que lo han tenido claro desde siempre, los que parecían tenerlo claro y dudan a última hora y los que todavía no terminan de decantarse por ninguna opción. Pero lo cierto es que los preuniversitarios ven en las Jornadas de Puertas Abiertas de la Universidad de Málaga una «oportunidad única» para aclarar sus dudas con respecto a un futuro que cada vez ven más próximo.

Las notas de corte, las salidas laborales o las asignaturas que se imparten en los distintos grados son varias de las preguntas que estos jóvenes se cuestionan a escasas semanas de realizar las Pruebas de Acceso a la Universidad. Y para aclararlas, más de 600 voluntarios se desplazaron la semana pasada hasta el Pabellón Deportivo de Teatinos, donde se celebraron las Jornadas Destino UMA.

Durante los días 3, 4 y 5 de abril, más de 18.000 estudiantes de bachillerato de toda la provincia visitaron los 'stands' de las distintas facultades y centros adscritos a la institución malagueña para conocer su oferta académica y resolver las dudas que se le plantean con respecto al futuro universitario. Tanto los voluntarios de los grados como diversos profesores, decanos y vicedecanos de la UMA fueron dando respuesta a las múltiples preguntas de los jóvenes.

A pesar de que cada uno tenía sus propias dudas, había varias preocupaciones que casi todos planteaban: las notas de corte de las carreras, las asignaturas de cada grado, las salidas laborales o la dificultad para aprobar los estudios.

Mucho más que estudiar

Además de mostrar su oferta académica, la UMA también quiso enseñar su faceta más cultural y deportiva. Espacios como el Contenedor Cultural o el Servicio de Deportes también tuvieron su sitio en las jornadas, que ofrecieron clases de zumba, gap o jugger para que los futuros estudiantes se divirtieran a la vez que intentaban aclarar su futuro universitario.

William González, voluntario de la Facultad de Económicas, aseguraba que lo primero que los jóvenes solían preguntar eran «las asignaturas que se impartían en las carreras, las diferencias entre los grados, las notas de corte y las salidas laborales». Por ello, en los múltiples 'stands' repartían folletos en los que informaban de las notas de corte, una de las principales dudas de cara a Selectividad.

Del mismo modo, José Manuel Jiménez, voluntario de la Facultad de Ciencias, explicaba que «los alumnos llegan bastante perdidos en cuanto a lo que se imparte en las carreras y sus salidas laborales». Además, confesaba que la mayoría no diferenciaba entre Ingeniería o Ingeniería Química, por lo que se sentía «orgulloso» de poder ayudar a los preuniversitarios a aclarar su futuro.

Pero no sólo las notas de corte o las salidas laborales preocupan a los preuniversitarios, también la dificultad de los estudios a los que se enfrentan. «Vienen con mucho miedo. Nos preguntan que si es muy difícil, que si hay que estudiarlo todo de memoria o que si hay que dedicarle mucho tiempo», contaba Bárbara Jimena, estudiante de tercero de Derecho, que desde el 'stand' de esta Facultad animaba a los estudiantes a «tener constancia y luchar por su futuro», ya que lo realmente difícil es «entrar en la carrera».

Otro de los objetivos de estas jornadas es evitar que los jóvenes tengan concepciones erróneas de los grados, ya que «muchos vienen creyendo que hacemos cosas muy diferentes a las que realmente hacemos», como explicaba Yael Barman, alumna de Podología. «La gente se interesa poco por nuestra carrera porque cree que sólo nos basamos en los pies, cuando realmente somos médicos», aseguraba.

Lo mismo pasaba en el expositor de Bellas Artes, al que los jóvenes llegaban preguntando «¿aquí sólo se pinta?», «¿es muy contemporánea?» o «¿realmente tiene salidas?». Allí, los voluntarios de la Facultad negaban estas «falsas» concepciones y animaban a todos los jóvenes a iniciarse en el mundo de las artes. «Hace un año que no cojo el pincel, Bellas Artes es mucho más que pintura y tiene las mismas salidas que cualquier otra carrera. De hecho, para cualquier cosa de creación se necesitan estos estudios», exponía Celia Ruiz.

Dudas y más dudas. La mayoría de los estudiantes iban pasando por los 'stands' de las facultades sin tener decidido los estudios que empezarán el próximo septiembre. «Son pocos los que tienen clara la carrera que quieren hacer. La mayoría vienen con muchas dudas de todo», aseguraba David Nuñez, estudiante de Relaciones Laborales y Recursos Humanos.

Actividades

Además de atender a los preuniversitarios en cuanto a sus preocupaciones, los voluntarios también organizaron juegos originales para atraer su atención. En el expositor de Ciencias de la Comunicación se repartían cartuchos de palomitas en papel de periódico, en el de Ciencias se podía practicar con varias tubetas y los estudiantes de Derecho fueron bailando 'la cobra' por todo el Pabellón Deportivo de Teatinos.

Compartiendo espacio con los 'stands' informativos de las facultades también se encontraban otros pertenecientes a los servicios e instituciones de la UMA, como el de Comunicación, Becas, Deportes o Idiomas. En estos expositores los jóvenes pudieron resolver sus dudas acerca de la oferta cultural, deportiva o lengüística que ofrece la insitución.

Como todo no iba a ser preguntar y pedir información, los jóvenes también aprovecharon para bailar, cantar o hacer deporte. Además del Concurso de Cantautores, que se celebró el jueves, las jornadas estuvieron amenizadas por un DJ que no dejó de poner los 'hits' del momento para que los preuniversitarios se impregnaran del «espíritu universitario».

Y como hubo tiempo para todo, Destino UMA también aprovechó para soplar las velas por su quince aniversario y cantar con sus alumnos al ritmo de 'cumpleaños feliz'. Globos, confetis e incluso una tarta salieron disparados del escenario para celebrar la décimo quinta edición de estas jornadas que cada vez atraen a más estudiantes de toda la provincia.