Una moto eléctrica con un presupuesto de 27.000 euros

Motocicleta eléctrica de la V edición del MotoStudent. :: felix Palacios
/
Motocicleta eléctrica de la V edición del MotoStudent. :: felix Palacios

Diez malagueños forman parte del UMA Racing Team, además de alumnos procedentes de otros lugares de Andalucía, incluso de Portugal o Tánger El vehículo de la UMA compitió en Motostudent con otras máquinas de más de 300.000 euros

CARLOS CONTRERAS MÁLAGA.

Un grupo de 19 estudiantes de la Escuela de Ingenierías Industriales de la Universidad de Málaga, junto con los profesores Juan Jesús Castillo y Juan Cabrera, encargados de dirigir este proyecto, han conseguido traerse el campeonato a Málaga en la V edición de MotoStudent. «Con 27.000 euros de presupuesto hemos creado una moto que ha ganado a otras que estaban muy por encima de los 300.000 euros», comenta Cabrera. Hay que destacar que las motos creadas para este campeonato, que se celebró en el circuito Motorland de Aragón, podrían compararse con la categoría profesional de Moto 3.

El evento se divide en dos partes: el MS1, que es la que evalúa el diseño de la empresa, el proyecto industrial y el diseño de la motocicleta e innovación; y la MS2, la segunda parte de la competición, que consiste en comprobar el comportamiento dinámico del vehículo, en el que entra la carrera de velocidad, además de otras pruebas como frenado, aceleración, gymkhana, montaje y desmontaje de los componentes, etc.

La clasificación para el UMA Racing Team quedó de la siguiente forma: «En la MS1, que entra el proyecto industrial, hemos quedado terceros; en diseño, cuartos; y en innovación, segundos. Haciendo un cómputo global nos llevamos el tercer premio y en la MS2 fuimos los primeros. Al sumar las puntuaciones de las dos partes de la competición nos alzamos con la victoria», explica el profesor Castillo.

«Al sumar los puntos de las dos partes, MS1 y MS2, ganamos el Motostudent»

Pruebas a la moto

«Para que la moto pueda salir a la pista debe ser probada y verificada por pilotos profesionales, que deciden si es apta o no», detallan los profesores. Pero ahí no acaba el sufrimiento del equipo, porque los comisarios comprueban que los vehículos tienen todos los componentes de seguridad, que la máquina es apta para correr, etc. Para ello le hacen diferentes pruebas. «Con un mecanismo de ensayos comprueban si se rompe y ¡le echan agua a la moto eléctrica! Ahí lo pasamos muy mal», apunta Castillo. Si la organización con esas pruebas dice que no es conducible, ésta no sale a pista. «Este año la moto pasa de 0 a 100 en 3,2 segundos y vemos bien que tenga que pasar una serie de requisitos para poder competir en el circuito, ante todo la seguridad», dice Cabrera.

La experiencia de la edición pasada, en la que participaron en las categorías 'Petrol' y 'Electric' , les ha servido mucho para poder hacer este año la moto ganadora y llevarse el premio valorado en 6.000 euros. «Una parte del premio es la inscripción para el próximo MotoStudent, que está valorado en 3.000 euros, y otra parte sí será dinero. Con la parte económica trabajaremos en el vehículo del año siguiente», argumentan.

En todas las ediciones el UMA Racing Team renueva sus caras. «Nuestra intención es que los alumnos cambien y que tengan esta aventura otros nuevos», expresa Juan Cabrera. «Queremos que otros estudiantes de la Escuela de Ingenierías de Málaga puedan vivir esa experiencia», afirman.

No son los únicos premios que han ganado. En las ediciones anteriores estos fueron sus puestos: primeros clasificados al Mejor Diseño en la categoría 'Petrol' del MotoStudent 2009-2010. En la edición de 2015-2016 fueron los segundos clasificados en el Mejor Proyecto Industrial y también segundos clasificados al Mejor Diseño en la categoría 'Electric'.

 

Fotos

Vídeos