«Los grados son generalistas, la especialización viene más tarde»

El decano Salvador Haro. :: félix palacios/
El decano Salvador Haro. :: félix palacios

Salvador Haro Decano de la Facultad de Bellas Artes

C. SAN MARTÍN

Salvador Haro González (Granada, 1968) es licenciado en Bellas Artes en 1990 y realizó su doctorado en el año 2003 por la Universidad de Granada. Actualmente es profesor titular del área de Pintura y es decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Málaga. Ha publicado diversas investigaciones sobre el ámbito artístico, especialmente sobre Picasso, su tema principal de investigación desde el año 1997. En 2005 se le otorgó el premio de investigación 'Pablo Ruiz Picasso' por la misma fundación en 2005. Además, ha comisariado algunas exposiciones y ha impartido numerosas conferencias sobre el artista malagueño. Actualmente es investigador principal del grupo 'Arte, Cultura y Territorio'.

-¿Cree que se infravaloran las carreras artísticas?

-El problema del Arte y las Humanidades es que no tienen una utilidad pragmática como la tiene la Ingeniería o la Medicina. Esta problemática ocurre también con las Matemáticas, que es una carrera de Ciencias pero tampoco es útil si no se desarrolla. Tenemos menos financiación por el mismo motivo, y eso no significa que lo que aporte la investigación artística no sea importante. También creo que hay mucho desconocimiento de lo que se hace en cada título. Hay gente que piensa que Bellas Artes no es estudiar, y aquí los chicos y chicas no tienen vida. Trabajan mañana, tarde y noche, no sólo vienen a pintar porque la pintura no sale sólo del pincel, sino de muchos procesos de revisión, estudio, análisis y de un trabajo duro y arduo.

-¿Cuál es la clave del éxito de esta Facultad?

-Que somos un centro pequeño, y esto no significa que sea más fácil de manejar. En nuestro máster los estudiantes tienen estudios individuales, y es el único centro en España donde esto ocurre. Somos pioneros y esto ocurre porque somos un centro pequeño y tenemos más espacio que en otras facultades, por lo que nos permite conocer a nuestros alumnos, e incluso llamarnos por nuestro nombre. Si este máster se hiciera a mayor escala tendríamos que usar una metodología distinta. Aquí el profesor actúa como un orientador más que como un instructor.

-¿Cómo se puede enfocar esta profesión al ámbito empresarial?

-Hay dos formas de entender lo que tiene que ser la Universidad: al servicio de la empresa o al servicio del conocimiento, en el que se han de desarrollar capacidades. Eso no significa que ignoremos que las personas que aquí se forman tienen que trabajar. Los grados son generalistas y cuando se acaban uno todavía no se puede considerar un profesional, la especialización viene más tarde.