El flamenco rompe fronteras

Alumnos extranjeros de la UMA, en una clase de flamenco en el salón de actos del CAC. /Félix Palacios
Alumnos extranjeros de la UMA, en una clase de flamenco en el salón de actos del CAC. / Félix Palacios

La Oficina Welcome to UMA organiza un taller en el CAC Málaga para enseñar a los alumnos internacionales las técnicas de este arte

ELENA CABEZA MÁLAGA.

En el mundo de los estereotipos, a las españolas, y sobre todo a las andaluzas, se las imagina con un traje de flamenca rojo y dando palmas allá donde vayan. Es un clásico que cruza fronteras y que se perpetúa en la mente de cualquier extranjero. Por ello, los alumnos internacionales que vienen a la Universidad de Málaga a completar sus estudios ven «muy atractivo» el taller de flamenco que la Oficina Welcome to UMA organiza para enseñar a los estudiantes foráneos las técnicas de este arte.

Esta actividad, que se celebró el pasado miércoles en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC), reunió a más de cincuenta alumnos internacionales, que siguieron paso a paso las indicaciones de la bailaora profesional Desiré Clavijo. El grupo, compuesto mayoritariamente por alumnas, se inició en el mundo del flamenco a través de uno de los palos más característicos: el tango.

«Cuando pensamos en España, y sobre todo en el sur, pensamos en el flamenco. Decidimos apuntarnos a esta actividad porque creemos que no hay nada más español y queríamos tener una experiencia propia de aquí», subrayaron Lola Mertens y Chaoma Chagouani, dos estudiantes belgas de Turismo. En la misma línea, Younghin Lee, una alumna de Ciencias de la Comunicación que procede de Corea del Sur, confesaba que le apetecía probar esta actividad para saber más del mundo del flamenco, ya que había oído que es «una tradición típica de España».

Más de cincuenta estudiantes extranjeros participaron en esta actividad

Con mucho arte pero sin el típico traje rojo, Desiré Clavijo enseñó a los alumnos internacionales los pasos básicos de este género artístico. «Lo más característico del flamenco son las manos, así que vamos a empezar por ahí. Pies juntos, manos en círculo, cerramos puños y hacemos círculos con las muñecas, hacia dentro y hacia fuera», empezó explicando la bailaora. Posteriormente, los jóvenes, que reconocían no haber bailado flamenco antes, aprendieron a tocar las palmas por tangos y ensayaron una coreografía de este palo.

Cultura malagueña

Este taller gratuito es una de las actividades más demandadas que organiza el Vicerrectorado de Internacionalización a través de la Oficina Welcome to UMA para integrar a los alumnos extranjeros en la cultura malagueña. Visitas a museos, intercambios de idiomas, encuentros entre alumnos internacionales o jornadas gastronómicas son otras de las actividades que esta institución coordina para dar la bienvenida a los estudiantes a Málaga.

En esta edición del curso de flamenco para extranjeros, alumnos de diferentes nacionalidades pasaron una tarde divertida aprendiendo los movimientos característicos de este baile. Coreanos, belgas, franceses, italianos, norteamericanos, ingleses, y alemanes, entre otros, fueron testigos de que este arte que cada vez rompe más fronteras.

 

Fotos

Vídeos