CONTENEDOR CULTURAL: MÁS QUE UN ESPACIO DE MODA

Desde la inauguración en mayo de 2016, las paredes de este pequeño gran espacio han visto arte a raudales. Artistas emergentes, músicos consolidados, actores y actrices con breve y largo recorrido. Ideas surrealistas, inspiradoras, mágicas, con gancho. Pruebas de amor, desamor, guerra, soledad, reencuentros o nuevas amistades. El Contenedor Cultural es, como su propio nombre indica, un pequeño basurero, pero con todo lo brillante e imaginativo que puede concebir la mente humana.

Su programación, de martes a jueves, con cine, artes escénicas y música, es un soplo de aire que más que fresco, es renovador y desvergonzado para despertar conciencias y sacar a los estudiantes de la UMA de las aulas, bibliotecas o bares convencionales, e invitarlos a sumergirse en un río artístico que, sin duda, desemboca en un mar imaginativo. Este último año, sin ir más lejos y desde el inicio del curso el pasado octubre, se han subido a sus tablas emocionantes e intrigantes propuestas. Teatro francés, música balcánica, onírica, rock, flamenco o indie, baile break dance, un concurso de talentos, conferencias, debates sobre cine alternativo, moda o nuevas fórmulas de danza.

Ahora, por si no era suficiente, han incluido en su oferta una nueva sala de exposiciones que se ha inaugurado recientemente y que ha dado otra luz a este espacio. Si tu curiosidad se ha despertado tras estos párrafos, aún queda mucha programación, que, como siempre, no dejará indiferente a nadie.