¿Es tu compañero de clase un artista?

Foto de familia de los premiados en el certamen con Tecla Lumbreras. :: crónica/
Foto de familia de los premiados en el certamen con Tecla Lumbreras. :: crónica

Diez estudiantes de la UMA compiten en el Talent Show del Contenedor para llevarse el primer premio

CLAUDIA SAN MARTÍN

Por si en la pasada edición del UMA Talent Show no quedó claro que los estudiantes de la Universidad rebosan arte por cada poro de su cuerpo, el pasado viernes, día grande de gala y actuaciones, el Contenedor Cultural se llenó hasta los topes para conocer a los diez finalistas que se subieron al escenario en esta segunda vuelta del concurso.

Bailes por bulerías con lo nuevo de Rosalía de fondo, malabares sorprendentes, cabaret, danza oriental, tango a capella y hasta una interpretación electrizante a piano y voz de 'Caruso' en una tarde-noche de espectáculo que superó con creces cualquier expectativa del público y del jurado.

Fueron pasadas las 19.00 horas cuando se encendieron los focos del escenario, dando paso a los presentadores de esta segunda edición, Teresa Díez y José Luis Béjar, ataviados con sus mejores galas y una actitud sobre las tablas digna de los premios Goya. Los más de cien asistentes que se pasaron por el Contenedor a disfrutar del talento de los chicos y chicas finalistas se fueron, más que sorprendidos, impresionados por la muestra de talento en mayúsculas que los concursantes demostraron sobre el escenario. Los ganadores indiscutibles de la noche, de nombre artístico Vicky y Santiago -Victoria Santiago y David Doya, estudiantes de Traducción e Interpretación y Filología Clásica, respectivamente- interpretaron la dificilísima balada italiana 'Caruso', que sólo los más grandes de la música como Andrea Bocelli o Luciano Pavarotti son capaces de bordar hasta la última nota. Pero, aunque Vicky afirmaba «no haber tenido mucho tiempo para prepararla», dejó al público atónito cuando comenzó su interpretación acompañada solamente del piano, llevándose a casa los 600 euros que les otorgó el jurado.

La segunda ganadora, Lady Andrea -Andrea Arango, estudiante del Máster en Dirección Estratégica e Innovación en Comunicación- fue una de las actuaciones más aplaudidas de la noche. Una muestra de tango a capella llena de sentimiento, fuerza y expresividad que no necesitó más que un par de focos sobre ella y su voz e ímpetu para llevarse el premio de 400 euros.

El tercero de los premiados, 'El Canijo' -José Manuel Rodríguez, alumno de Ingeniería en Sonido e Imagen- entró al escenario al ritmo de 'Don't stop me now' de Queen, desprendiéndose de su capa roja como el mismísimo Freddie Mercury lo haría en el estadio de Wembley. Aunque pudiera parecer en un primer momento un espectáculo de magia, el malagueño sorprendió manejando el diábolo con soltura y mil piruetas sin dejar de animar al público. Junto a Irene, cuarta finalista elegida por los asistentes y que interpretó bulerías ataviada con su bata de cola, ambos obtuvieron el premio de 100 euros.

El UMA Talent Show, que promete desarrollarse durante varios cursos más, fue sin duda la ocasión perfecta para no olvidar que, en el arte como en cualquier disciplina, las ganas, la ilusión y la persistencia son las claves para llegar donde uno se proponga.