El alma del Contenedor

Alessandra García, «el albañil del Contenedor» y la actriz de las mil caras./Fotos y montaje Félix Palacios
Alessandra García, «el albañil del Contenedor» y la actriz de las mil caras. / Fotos y montaje Félix Palacios

La actriz y gestora cultural Alessandra García idea la programación de este espacio de la UMA desde 2016

CLAUDIA SAN MARTÍN MÁLAGA.

Hay miles de formas de entender el arte: como una vía de escape, como un refuerzo para la rutina, un brillo especial para la retina, una inspiración, una forma de vida alternativa o como un oficio. Alessandra García nació con la lección casi aprendida y conoce, si no todas, la mayoría de sus sombras, luces, tonos y apariencias. Esta malagueña, que además organiza e idea parte de la programación del Contenedor Cultural, desprende una magia artística indefinible por cada poro de su piel, y la exprime hasta dejársela cuando actúa en cualquier escenario del globo, en la calle, en un mercado, o en un museo, para después volver a recuperarla y ponerla en un nuevo proyecto.

Su afición por la interpretación, que finalmente se convirtió en profesión, comienza cuando era pequeña e ideaba concursos, bailes y teatros que luego representaba con sus amigas. A pesar de esta inclinación tan prematura por el arte que más tarde llegaría a ser su forma de vida, Alessandra aparcó la interpretación cuando era adolescente, hasta cierto día: «Me llamó la atención un espectáculo que vi en la ESAD y en secreto me presenté a las pruebas para entrar en la carrera de Arte Dramático», cuenta. Por aquel entonces esta artista estaba vinculada a un grupo cristiano que dejó cuando quiso dedicarse profesionalmente al mundo escénico, y lo cierto es que aunque fue complicado, como la mayoría de los comienzos, fue creciendo profesionalmente como la espuma y sumando más y más proyectos a su mochila artística, amistades, colaboraciones e ideas que irían dándole una forma corpórea y espiritual a la Alessandra de hoy: actriz, dramaturga, creadora, gestora cultural y, en definitiva, una artista con predilección por lo contemporáneo.

¿QUIÉN ES?

Fecha de Nacimiento
Alessandra García nació en Málaga el 30 de marzo de 1984.
Conócela
Esta malagueña, que desde muy pequeña se interesó por la actuación, el teatro y la interpretación, es actriz, profesora de teatro, gestora cultural y actualmente mueve e idea muchas de las actividades relacionadas con las artes escénicas y la música en el Contenedor Cultural de la UMA.

«Cuando terminé en la Escuela creé un compañía, 'Bajo tierra', con Alberto Cortés. Esta fue mi base y entendí los tipos de lenguaje que quería empezar a desarrollar, cuál iba a ser mi investigación escénica», comienza contando su historia que despegó en un momento clave para la artista: cuando tuvo que «decir en voz alta» quién era, qué podía ofrecer y cuánto podía dar de sí. Fue a partir de 2013 cuando esta malagueña decide ir por su cuenta y llevar por bandera a 'Alessandra García', que lo mismo te hace una obra de teatro que una ensaladilla rusa, como ella misma se presenta en su web.

Sus proyectos

Alessandra es un torbellino, «el albañil del Contenedor», una estrella fugaz que persiste y a sus 35 años no deja de crear, inventar y dar vueltas a cualquier idea que tenga en la cabeza y que sea el germen de un nuevo show. «Para mí el arte es como respirar, algo que forma parte de mí. La gente debería consumir más cultura porque ésta te hace encontrarte contigo mismo en otra cosa. Te llena el alma», responde la artista al preguntarle qué lugar ocupa su trabajo más allá de la jornada laboral. Para ella es un sentimiento que, en ocasiones, se sobrepone a muchos otros aspectos de su vida: «el arte le aporta algo a tu espíritu y a tu forma de ser que no te aporta comprarte una camiseta, por ejemplo», explica Alessandra, quien explota este talento innato para la creación y la innovación para prever las actividades semanales del Contenedor.

Actualmente esta artista tan versátil está inmersa en tantos proyectos como días tiene un año: 'Oú', con el taller de teatro que imparte en la UMA y que recibe como nombre #UMAescena, se representará en el Contenedor Cultural los próximos 8 y 9 de junio; 'No se registran conversaciones de interés', una obra de Roger Bernat en la que participa y que estará en el Teatro del Canal en Madrid el 18 y 19 de mayo; 'La lista de la compra' con su proyecto artístico a dos con Violeta Niebla o 'Mujer en cinta de correr sobre fondo negro' que tendrá cabida el 2 de junio en el festival artístico FÁCYL de Salamanca.

Desde luego Alessandra no va a dejar de sorprender allá por donde vuele, porque desde su primer contacto con este mundo, el arte siempre le ha dado «el impulso de avanzar hacia algo» y no estancarse, cosa que todo aquel que sepa apreciar la belleza de lo diferente, verá en ella y sus obras.

Contenedor cultural: más que un espaciode moda

Desde la inauguración en mayo de 2016, las paredes de este pequeño gran espacio han visto arte a raudales. Artistas emergentes, músicos consolidados, actores y actrices con breve y largo recorrido. Ideas surrealistas, inspiradoras, mágicas, con gancho. Pruebas de amor, desamor, guerra, soledad, reencuentros o nuevas amistades. El Contenedor Cultural es, como su propio nombre indica, un pequeño basurero, pero con todo lo brillante e imaginativo que puede concebir la mente humana.

Su programación, de martes a jueves, con cine, artes escénicas y música, es un soplo de aire que más que fresco, es renovador y desvergonzado para despertar conciencias y sacar a los estudiantes de la UMA de las aulas, bibliotecas o bares convencionales, e invitarlos a sumergirse en un río artístico que, sin duda, desemboca en un mar imaginativo. Este último año, sin ir más lejos y desde el inicio del curso el pasado octubre, se han subido a sus tablas emocionantes e intrigantes propuestas. Teatro francés, música balcánica, onírica, rock, flamenco o indie, baile break dance, un concurso de talentos, conferencias, debates sobre cine alternativo, moda o nuevas fórmulas de danza.

Ahora, por si no era suficiente, han incluido en su oferta una nueva sala de exposiciones que se ha inaugurado recientemente y que ha dado otra luz a este espacio. Si tu curiosidad se ha despertado tras estos párrafos, aún queda mucha programación, que, como siempre, no dejará indiferente a nadie.