El TSJA reconoce la falta de proporcionalidad en Mijas en un embargo de la época del 'caso Subastas'

De momento hay 80 inmuebles investigados en este caso/
De momento hay 80 inmuebles investigados en este caso

El Ayuntamiento embargó nueve fincas valoradas en 10,3 millones de euros por una deuda de 366.276 euros, lo que supone que dicha deuda apenas representa el 3,5 por ciento del valor de los bienes

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha reconocido en una sentencia reciente a la que este periódico ha tenido acceso que el Ayuntamiento de Mijas ha infringido el principio de proporcionalidad de un embargo realizado el pasado 15 de enero de 2015, época del conocido como 'caso Subastas' en la ciudad. Entre otras, el Consistorio embargó nueve fincas valoradas en 10,3 millones de euros para cubrir una deuda de impuestos municipales que ascendía a 366.276 euros, lo que supone que dicha deuda apenas representa el 3,5 por ciento del valor de tasación de los bienes embargados.

La sentencia recoge que está claro que se ha infringido el principio de proporcionalidad por lo que procede, «no tanto a anular, si no a reducir el embargo a bienes cuyo valor cubra el doble de la deuda reclamada». Es decir, según dicho escrito lo máximo que podría haber embargado el Consistorio ascendería a alrededor de 740.000 euros, por lo que se habría excedido en más de 9,5 millones de euros.

El 'caso Subastas' que se encuentra investigado por la Justicia mantiene en calidad de investigados al exalcalde del Partido Popular, Ángel Nozal así como al tesorero municipal, entre otros. La falta de proporcionalidad no habría alcanzado tan solo al embargo de los inmuebles sino también al precio de las adjudicaciones directas. En un informe solicitado por el entonces regidor del PP en el año 2012 sobre el tema, dicho habilitado nacional afirmaba que «cualquier oferta por pequeña que sea debe ser admitida».

Segunda sentencia

De esta manera, en Mijas se han llegado a dar casos como el embargo de una finca valorada en 1,4 millones de euros y adjudicada por 34.000 euros o inmuebles cuyas deudas municipales no alcanzan ni el 3 por ciento de su valor de tasación. Incluso, un acta aportada por una familia expropiada refleja que la mesa de subasta «declara insuficientes las ofertas presentadas por ser exageradamente inferiores al tipo de subasta» y recoge también que «podría ocasionar un enriquecimiento injusto del adjudicatario y unas fuertes pérdidas para el deudor». A pesar de todo esto, el Ayuntamiento de Mijas estuvo realizando subastas y adjudicaciones directas y ahora el Juzgado investiga 80 inmuebles que datan de este periodo. El actual regidor, Juan Carlos Maldonado, al llegar a la alcaldía en el año 2015 paralizó las subastas hasta dotarlas de proporcionalidad bajo un nuevo reglamento.

Pero esta no sería la única sentencia reciente en contra del Ayuntamiento mijeño relacionada con este caso en el municipio bajo el mandato del anterior alcalde del Partido Popular, Ángel Nozal.

El TSJA ha condenado al Consistorio y a la mercantil Costasol 10 S.L. y declara la nulidad de pleno derecho de todo un procedimiento de subastas en el municipio, incluida la adjudicación de la vivienda de los demandantes, debiendo el Ayuntamiento restablecer la situación jurídica perturbada a costa de la administración municipal. Todo ello, además, con la expresa condena en costas.