Trabajadores del servicio de burro-taxi de Mijas critican «las mentiras» de Pacma sobre la muerte de un animal

Burros-taxi en Mijas. /Ñito Salas
Burros-taxi en Mijas. / Ñito Salas

«Se han aprovechado de una situación trágica para nosotros para hacernos daño», asegura el dueño del ejemplar fallecido

EUROPA PRESS

Los arrieros de Mijas se han manifestado este martes en la parada de burro taxi de la localidad y han criticado «las mentiras vertidas por el partido Pacma» sobre la muerte de uno de los equinos, lamentando el «daño» que las acusaciones realizadas por la formación política les provocan «a nivel emocional y profesional».

Asó lo han asegurado desde el Ayuntamiento, apuntando que la edil de Movilidad y Transporte, Nuria Rodríguez, ha asistido a esta protesta para mostrar el apoyo del Consistorio a este sector «que supone un motor económico para el Pueblo además de uno de los mayores reclamos turísticos del municipio».

Según han explicado en un comunicado, el pasado sábado 3 de noviembre uno de los burros mostró síntomas de dolor abdominal por lo que su propietario avisó al veterinario de urgencia, al ser fin de semana, para que asistiera a la cuadra a revisar al animal.

A la llegada al lugar se le realizó una exploración física y presentaba todas sus constantes vitales alteradas -frecuencia cardiaca, respiratoria y alta temperatura-, además de una distención abdominal con desplazamiento de colon mayor. Se le instauró un tratamiento con fluido terapia RL -calcio y cloruro potásico-, a lo que se sumaron analgésicos y un sondaje nasogástrico para realizar la descompresión abdominal y vaciar el contenido digestivo. El animal no respondió al tratamiento y falleció horas después.

El propietario del animal fallecido, Salvador Torres, ha asegurado que «los burros son parte de nuestra familia». «Para nosotros no son herramientas de trabajo sino compañeros y nadie les quiere más que nosotros mismos que estamos todo el día con ellos y son quienes nos ayudan a traer el pan a casa», ha manifestado.

«Tuvo atención en todo momento igual que todos los animales. Se han aprovechado de una situación trágica para nosotros para hacernos daño emocional y profesional y no se puede mentir de esa manera», ha lamentado.

Por eso, ha asegurado que estudiarán «las acciones legales que tenemos a nuestro alcance porque es una vergüenza que por un juego político se quiera dañara tanto a una sociedad como es la mijeña«.

Así, según relatan los arrieros, el animal falleció esa misma noche «por lo que es imposible que ningún vecino le escuchara quejarse el domingo y, menos, que muriera ese día».

Asimismo, han aseverado que «la foto que han hecho del animal es de 24 horas después de su deceso por lo que, al igual que cualquier ser vivo, tras ese tiempo fallecido el cuerpo se hincha«, apuntando que cuando fallece un equino »el cadáver no se retira de manera inmediata ya que es la Junta de Andalucía la que se hace cargo y tiene unos tiempos y protocolos para ello que, en este caso, se redujo a un día y medio«.

Desde el Ayuntamiento de Mijas han mostrado su solidaridad con los arrieros mijeños «ante este duro golpe recibido para su sector» y han asegurado que siguen trabajando, especialmente, «para mejorar el bienestar de los animales». «Ya hemos mantenido las primeras mesas de trabajo para el impulso de la nueva ordenanza para este segmento productivo de nuestro municipio siendo la calidad de vida de los burros la premisa fundamental», ha apuntado Rodríguez.

La historia de los burro taxi se remonta a los años 60 cuando los vecinos que trabajaban en la Sierra de Mijas, al terminar su jornada, volvían a lomos de sus animales y los turistas les pedían hacerse fotos con ellos y dar un paseo. De ahí surgió una nueva manera de ganarse la vida para muchas familias del municipio lo que hizo que con el paso de los años estos animales se convirtieran en protagonistas del turismo mijeño.

En los últimos tres años la Concejalía ya ha estado trabajando, según han recordado, «en mejorar la calidad de los animales, pero se hace necesaria una modificación profunda de la ordenanza teniendo en cuenta la antigüedad de la misma«.

El alcalde, Juan Carlos Maldonado, y la edil de Movilidad recibieron hace unas semanas al decano del Colegio de Abogados de Málaga, Francisco Javier Lara, junto a la asociación 'El Refugio del Burrito' para planear un nuevo documento.

«Tenemos que estar con los nuevos tiempos. Vamos a mejorar la calidad de vida de los burros que revierte, a su vez, en la seguridad y garantía del servicio y de todas las familias mijeñas que viven de este símbolo de la localidad«, apuntó entonces Maldonado, quien destacó que »los burro taxi son uno de los mayores atractivos turísticos con los que cuenta la ciudad y tenemos que aunar ese patrimonio que tenemos con el bienestar de nuestros animales«.

Más información

Temas

Mijas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos