Torremolinos evita expulsar a los ediles de CSSP, que no pasarán al grupo no adscrito

Josefina Serdio, José Piña y Rafael Herrero, en la bancada superior. /SUR
Josefina Serdio, José Piña y Rafael Herrero, en la bancada superior. / SUR

El pleno desestima, con el único voto en contra del PP, la petición del secretario general del partido al detectar «defectos de forma»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Los tres concejales de Costa del Sol Sí Puede (CSSP) en Torremolinos seguirán en su bancada. El pleno desestimó la semana pasada la solicitud de expulsión presentada por el secretario general de este partido, Francisco Martínez Ávila, edil en Mijas, que pretendía que José Piña, Josefina Serdio y Rafael Herrero, sus compañeros en Torremolinos, pasasen al grupo no adscrito. La petición alegaba que los tres concejales habían negociado una posible confluencia con Izquierda Unida sin autorización y habían dejado de pagar el cinco por ciento de su retribución a CSSP, formación constituida en 2015 como herramienta de Podemos para presentarse a las elecciones municipales. En la guerra abierta por Martínez Ávila contra la dirección autonómica de Podemos, los tres ediles torremolinenses se decantaron por la corriente liderada por Teresa Rodríguez.

La secretaria del Ayuntamiento, que recibió la solicitud de expulsión, emitió un informe en diciembre recomendando al pleno que desestimara esta exigencia al considerar que no se ajustaba a la ley y carecía de parte de la documentación necesaria. Martínez Ávila envió nueva información al Consistorio, de modo que el alcalde retiró la votación del orden del día del pleno de diciembre. El asunto fue finalmente votado en enero, quedando desestimada la solicitud de expulsión. Sólo el PP votó en contra del informe de la funcionaria. El concejal Ramón del Cid argumentó que la secretaria «fundamenta el informe en su concepción del derecho y nosotros no estamos de acuerdo». Del Cid recordó que los tres ediles de CSSP no están afiliados ni son militantes de este partido, pese a representarlo en el Ayuntamiento: «No es asunto del pleno. El Consistorio no debe valorar cuestiones internas de los partidos».

Enfrentamiento

La portavoz socialista, Maribel Tocón, volvió a enfrentarse a Del Cid: «Para no querer meterse, lo ha hecho usted hasta el fondo». La primera teniente de alcalde explicó que las administraciones «están obligadas a admitir o no las solicitudes que llegan» y se mostró sorprendida por la posición del PP: «Es una cuestión de legalidad, un tema meramente jurídico, no político. Existen dos informes de la secretaria». El último informe de la habilitada revela que «no se dan los requisitos formales para garantizar la legalidad de la expulsión al no haber aportado el solicitante el acta certificada del acuerdo de la asamblea plenaria», como debería haber hecho según los estatutos de CSSP.

La secretaria municipal sostiene, en un informe, que la solicitud de CSSP no se ajusta a la ley

Martínez Ávila extendió esta solicitud a los concejales de Marbella, Benalmádena y Estepona. Los plenos de Benalmádena y Marbella, este último gobernado por el PP, ya desestimaron la propuesta de expulsión, también por defectos de forma. El edil mijeño ya anunció que tomará a cabo medidas legales tras considerar que la decisión de los ayuntamientos de Torremolinos, Benalmádena y Marbella de no enviar al grupo de no adscritos a sus concejales expulsados, algo que califica de «esperpéntico», «podría ser constitutivo de delito».

 

Fotos

Vídeos