Torremolinos destina 200.000 euros a ayudas al alquiler

Torremolinos ha puesto en marcha el paquete de ayudas destinadas al alquiler. /SUR
Torremolinos ha puesto en marcha el paquete de ayudas destinadas al alquiler. / SUR

El Ayuntamiento lanza subvenciones para familias en riesgo de exclusión social con límites de ingresos de hasta 9.785 euros en caso de una sola persona o de 14.295 euros para tres miembros

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Torremolinos ha abierto el plazo para solicitar subvenciones para el pago del alquiler de la vivienda habitual y permanente a personas o unidades familiares en situación de vulnerabilidad social o con ingresos económicos limitados. La partida destinada a estas ayudas asciende a 200.000 euros. Estas ayudas forman parte del plan estratégico de subvenciones. En 2018 se concedieron ayudas a 159 familias. Para optar a las ayudas es requisito residir y estar empadronado en Torremolinos con un mínimo de antigüedad de un año y que el gasto destinado al pago de la renta de la vivienda habitual no supere los 600 euros mensuales. Los interesados en solicitar estas subvenciones tienen para hacerlo un plazo de dos meses para presentarlas a través del registro general del Ayuntamiento.

El programa de ayudas se dirige a personas que, teniendo residencia legal en España, sean titulares de un contrato de arrendamiento de una vivienda en Torremolinos, ya sea residencia habitual y permanente, y que de forma coyuntural carezcan de medios económicos para hacer frente al abono del alquiler. Como requisitos adicionales, los miembros de la unidad de convivencia no podrán tener relación de parentesco en primer o segundo grado de consanguinidad o afinidad con la persona arrendadora de la vivienda, o ser su socia o partícipe. Para ser beneficiario de la ayuda al alquiler, los peticionarios deberán encontrarse en situación de riesgo o de exclusión social transitoria y, por tanto, susceptible de una intervención por parte del Área de Servicios Sociales y Vivienda del Ayuntamiento de Torremolinos para que el solicitante pueda superar su situación.

Como ingresos máximos para recibir la ayuda, la unidad de convivencia no podrá superar, en su conjunto, como ingresos brutos anuales 1,3 veces el Imprem (9.785 euros anuales) si se trata de una sola persona; 1,6 veces el IPREM (12.045 euros anuales) si se trata de dos personas; 1,9 veces ese mismo indicador (14.295 euros anuales) para tres personas, y 2,2 veces el IPREM (16.562 euros anuales) si se trata de una familia de cuatro miembros. Para unidades de convivencia superiores a cuatro miembros, ese indicador se aumentará 0,2 veces.

La ayuda al alquiler cubrirá el 40 por ciento del gasto mensual que deban satisfacer por el alquiler de su vivienda habitual previamente alquilada y permanente, durante el periodo subvencionable, siendo éste desde el 1 de enero de 2019 hasta el 31 de diciembre del presente año, y por un máximo de tiempo de un año. Esta cuantía podrá ser incrementada, hasta alcanzar el cien por cien del gasto mensual por alquiler, cuando se trate de personas en situación de especial vulnerabilidad por encontrarse en riesgo de exclusión social y, así sea acreditado por los trabajadores de los Servicios Sociales comunitarios.

El Ayuntamiento también ha puesto en marcha un paquete de ayudas de emergencia para la atención de necesidades sociales de las personas empadronadas y residentes en el municipio. Estas prestaciones económicas están destinadas a paliar situaciones de emergencia social, además de prevenir situaciones de exclusión social y a favorecer la integración social de los sectores de población que carezcan de recursos económicos propios para la atención de sus necesidades básicas.

Estas medidas municipales entrarán en vigor para paliar necesidades de la población torremolinense de diferentes tipos, como para alimentación e higiene básica o infantil de hasta 600 euros. También hay una ayuda específica para medicamentos prescritos por facultativos que se consideren esenciales y que no estén cubiertos por el servicio público de salud, siendo la cuantía máxima de la ayuda de 300 euros al año por unidad familiar.