Los Tedax detonan en Benalmádena un explosivo olvidado al construir la autovía

Imagen de la intervención realizada en Marbella el pasado lunes. /
Imagen de la intervención realizada en Marbella el pasado lunes.

El hallazgo se produjo en las obras del acceso a Arroyo de la Miel, donde se está habilitando una nueva glorieta para reducir los atascos

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Agentes del Tedax (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos) de la Policía Nacional tuvieron que intervenir este martes en Benalmádena para realizar una detonación controlada de un barreno (voladura) que aparentemente se dejaron olvidado cuando se construyó la autovía, en el año 1992. Es la segunda intervención en 48 horas en la provincia de Málaga tras detonar la policía artefacto explosivo antiguo hallado en un paraje natural de Marbella el pasado lunes.

El hallazgo se ha producido precisamente en unas obras motivadas por el problema originado desde la construcción de la autovía en el acceso a Arroyo de la Miel, convertido con el paso del tiempo en un punto negro de la red viaria malagueña por las kilométricas retenciones y los accidentes que en él se producen.

Estas obras, que consisten en la construcción de una glorieta de grandes dimensiones, similar a la de Plaza Mayor, y de un acceso con dos carriles para mitigar los atascos, se está llevando a cabo entre los kilómetros 222 y 223 de la autovía.

Este martes por la tarde, un ingeniero responsable de la obra avisó al sistema de emergencias 112, y estos a la Policía Nacional, porque durante los trabajos encontraron un barreno con cordón detonante. Por su estado y su apariencia, era claramente de la construcción original de la autovía, según las fuentes.

La Policía Nacional movilizó a sus especialistas del Tedax, quienes, tras examinar el estado del artefacto, optaron por destruirlo allí mismo mediante una detonación controlada. Para ello, hubo que cortar momentáneamente la autovía en ambos sentidos con ayuda de la Guardia Civil de Tráfico. La circulación permaneció interrumpida durante unos 10 minutos, sobre las nueve y media de la noche, ocasionando un par de kilómetros de retenciones.