El PSOE, obligado a rectificar una campaña por usar recursos públicos con fines electoralistas

Imagen de la campaña lanzada por el Ayuntamiento. /SUR
Imagen de la campaña lanzada por el Ayuntamiento. / SUR

El Ayuntamiento lanza cuñas de radio e imprime carteles y cartas para destacar los logros del equipo de Gobierno, algo que viola la ley electoral

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Torremolinos ha tenido que modificar la campaña lanzada para anunciar la apertura del plazo para renovar o solicitar las subvenciones al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). La Junta Electoral considera que la estrategia diseñada por el PSOE, que gobierna en minoría, resulta propagandística, como denunciaba el PP. Los socialistas han utilizado recursos municipales para publicitar, mediante carteles y cuñas de radio, el adelanto del período de petición de estas ayudas. La campaña fue titulada 'Menos impuestos, más subvenciones. Un Torremolinos más social', un mensaje que viola la ley electoral. Así lo ha determinado el organismo encargado de garantizar la transparencia y objetividad de las administraciones públicas durante los procesos electorales.

El Ayuntamiento también envió una nota de prensa con este lema, que la Junta Electoral exige ahora retirar tras una denuncia interpuesta por el PP. El organismo recuerda que está prohibido utilizar imágenes o expresiones coincidentes o similares a las formaciones políticas que concurren a los comicios, en referencia al «Torremolinos más social» que ha difundido el Consistorio, eslogan que relaciona la campaña institucional con el Partido Socialista, en el gobierno desde 2015. La portavoz del PP, Margarita del Cid, lamenta que los socialistas «vuelvan a realizar publicidad electoral de forma fraudulenta» y recuerda que ya en noviembre el Ayuntamiento tuvo que ser apercibido por razones similares: «Las actuaciones del equipo de Ortiz son cuando menos irregulares y buscan un interés partidista, dejando a un lado las preocupaciones de los vecinos».

El PSOE acusa al PP de «tratar de boicotear la campaña informativa de las subvenciones al IBI», aunque lo cierto es que la Junta Electoral permite anunciar los plazos de presentación de ayudas al entender que se trata de una competencia municipal. El apercibimiento corresponde a las alusiones que la campaña, lanzada desde una administración pública, hace «a logros con connotaciones de publicidad electoral», según la resolución. El Ayuntamiento no podrá, por tanto, reproducir el lema principal. En una cuña de radio pagada por el Consistorio, el locutor declaraba que Torremolinos «reduce los impuestos y aumenta las subvenciones». En otro momento se escucha «un Torremolinos más social». Ambas frases han sido prohibidas por la Junta Electoral al tratarse de propaganda.

Cuando la resolución se hizo efectiva, las cuñas contratadas ya habían sido leídas y esta campaña de radio había finalizado. El Ayuntamiento mantiene sin embargo los carteles que contienen el lema 'Menos impuestos, más subvenciones. Un Torremolinos más social'. Fuentes municipales alegan que la denuncia del PP únicamente se refería a las cuñas de radio, de modo que aún no hay aviso alguno sobre los carteles, aunque el eslogan es casi idéntico a las frases censuradas por la Junta Electoral. El Ayuntamiento también ha impreso folletos y ha enviado una carta firmada por el alcalde. En la misiva, Ortiz destaca «el interés de este equipo de gobierno para que se haga justicia social, ya que a pesar de haber tenido durante 20 años uno de los IBI más altos de España, hemos centrado nuestros esfuerzos en situarlo en la media de nuestro entorno en la provincia».

Ortiz hace además referencia en esta carta, cuya impresión y buzoneo ha sido igualmente costeado por las arcas públicas, a la peatonalización del centro urbano, a la deuda heredada del PP y al aumento del umbral de renta necesario para solicitar las subvenciones al IBI: «Hemos saneado las cuentas, cumpliendo con los proveedores, pagando la deuda y acometiendo obras de tanta importancia» como el nuevo centro peatonal. El PP ya ha denunciado estos hechos ante la Junta Electoral.