Problemas con una caldera vuelven a provocar protestas contra el Patronato de Deportes de Torremolinos

El Patronato de Deportes es una empresa municipal. /SUR
El Patronato de Deportes es una empresa municipal. / SUR

Usuarios critican que la piscina climatizada ha permanecido «helada» y el Ayuntamiento lo achaca al mal estado del suministro de combustible

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Un problema con la caldera que climatiza la piscina exterior del Patronato de Deportes de Torremolinos, dependiente del Ayuntamiento, ha vuelto a provocar las protestas de los usuarios. La instalación mantuvo su agua «helada», según los usuarios, desde el sábado hasta ayer. Desde el Consistorio reconocen los hechos, que achacan al «estado defectuoso» del último suministro de pellet, un tipo de combustible granulado que hace funcionar la caldera. Aunque los socios del Patronato consultados sostienen que «no había aviso alguno», fuentes municipales alegan que «el personal se encargó de advertir a deportistas y bañistas sobre el estado del agua».

El Ayuntamiento mantiene que la caldera tuvo que ser limpiada por los técnicos al detectar que el pellet había producido «una especie de lava», incidente que obligó a cortar el suministro de combustible, lo que a su vez provocó que la piscina se enfriase por las bajas temperaturas de estos días. El Patronato explica que tuvo que contratar otro suministro tras comprobar que todo el pellet adquirido estaba en mal estado. La situación, sostienen, se solventó ayer.

No es la primera queja generada en los últimos meses por los servicios que ofrece esta sociedad municipal. Varios usuarios han convocado concentraciones para quejarse «por el desmantelamiento» del Área de Salud de estas instalaciones públicas. Solicitan la contratación de fisioterapeutas después de la reducción de la plantilla, que en los últimos dos años se ha reducido de quince a nueve trabajadores. Estos usuarios, en su mayoría pacientes neurológicos, medulares y psíquicos que reciben tratamiento acuático y en seco para rehabilitarse de parálisis cerebrales, ictus, autismo y otros problemas, acusan al PSOE, que gobierna en minoría, de reducir las sesiones de rehabilitación.

Área de Salud

Contra este servicio, implantado desde hace años y del que se benefician decenas de personas, se han posicionado varias clínicas privadas que consideran que el Área de Salud constituye una extralimitación de las funciones de una empresa municipal. En el Patronato llegaron a ser repartidas octavillas que advertían de la «competencia desleal» que este servicio podría suponer contra las clínicas especializadas e incluso anunciaba la interposición de una demanda contra el Consistorio. «El Patronato está para hacer deporte, no para tratar enfermos crónicos. Las sesiones de rehabilitación no son competencia de un Ayuntamiento, y menos con precios fuera de mercado. Todos tenemos que comer».

El mal estado de algunas de las instalaciones del Patronato ha sido objeto de crítica por parte de la oposición y los usuarios, que lamentan el deterioro de uno de los servicios históricamente mejor valorados en Torremolinos. Las continuas averías en los servicios o los baños de burbujas o vapor también han sido motivo de queja por parte de los socios, que reclaman mayor mantenimiento.