Del Cid: «¿Unas primarias contra Fernández Montes? No tengo ningún miedo»

Margarita Del Cid. /SUR
Margarita Del Cid. / SUR

La candidata del PP a la Alcaldía, confiada en que arrebatará el bastón de mando al PSOE en las elecciones de mayo, reconoce que no cierra las puertas a un pacto con Vox y que su relación con Ortiz «es inexistente»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La candidata del PP en Torremolinos, Margarita del Cid, asegura que maneja datos que le dan la victoria a su partido en las elecciones de mayo: «El cambio es posible y a la gente le ilusiona». La portavoz popular reflexiona también sobre su relación con el exalcalde, Pedro Fernández Montes, que se opuso a su nombramiento como cabeza de lista después de 16 años de aparente sintonía, y sobre la decisión «dolorosa» a la que deberá enfrentarse para elaborar una lista propia, «la mejor para gobernar Torremolinos», donde no está garantizada la presencia de concejales históricos como Ramón del Cid.

-En 2019 cumple 20 años como concejala del Ayuntamiento de Torremolinos...

-Es verdad. No lo había pensado. Tengo una ilusión renovada.

-¿No le da vértigo?

-Vértigo no, pero de esa época a ésta creo que la responsabilidad ocupa mucha más parte de mi organismo y de mi cabeza.

-Después de 20 años, ¿puede presentarse como una alternativa regeneradora?

-Soy una alternativa al Gobierno actual, sí. ¿Regeneradora? Depende de lo que quiera entender como regeneradora... Tengo una forma propia de hacer las cosas.

-¿Una forma que nunca se ha visto antes en este Ayuntamiento?

-Probablemente sea así. Soy una persona que trabaja en equipo. Me gusta que mi equipo asuma responsabilidades. Es mi forma de hacer las cosas. A algunos les parecerá mejor y a otros les parecerá peor. Me gustaría convertirme en la alcaldesa de Torremolinos y creo que, como portavoz, he demostrado que el trabajo en equipo es una de las cosas que me caracteriza. En eso sí creo que habrá un cambio sustancial, no sé si puede llamarse regeneración pero cambio sustancial sí.

-Sería la primera alcaldesa de Torremolinos.

-Sí, así es. También fui la primera mujer que dirigió en Málaga una institución supramunicipal, aunque ha habido muchas alcaldesas del PP en la Costa del Sol y han sido alcaldesas que han tenido mucha visibilidad...

-Poderosas, sí.

-Poderosas y con criterio. Han dejado una impronta importante en sus pueblos. Estamos acostumbrados a ver alcaldesas del PP.

-¿Cuántos concejales actuales irán en la lista de mayo?

-Si me pregunta cuántos concejales van a repetir...

- Sí, pero en los diez primeros puestos.

- Como no quiero engañarle, le diré que es una decisión que no tengo tomada.

- Pero tendrá un plan medio trazado.

- Le aseguro que no. Dependerá de muchos factores. Hay que llevar un equipo dispuesto a gobernar y preparado para ello desde el primer día. Es un tema sobre el que tengo que reflexionar muchísimo. Hay algunas ideas que tengo en la cabeza...

- ¿... Llevar a Marmolejo de número dos, por ejemplo?

- Es algo que jamás he pensado.

- ¿Repetirá Ramón del Cid, que es el concejal que lleva más tiempo en el Ayuntamiento?

- No me he formado todavía una decisión sobre Ramón o sobre Encarnita (Navarro), que son los concejales que llevan más tiempo.

- No me lo creo.

- De verdad que no. Y tengo que decir que todos están siendo muy generosos. No he tenido ninguna presión por parte de los concejales...

- Pero sabe que es una decisión que debe tomar más pronto que tarde...

- Sí.

- Y que probablemente sea una decisión dolorosa.

- (Piensa). Puede que sea dolorosa, pero también será fruto del convencimiento, por parte de las personas que irán en la lista y de las que no, de que estamos haciendo lo mejor entre todos. Lo único que les he dicho es que siento que debo hacer la mejor lista para gobernar Torremolinos. Y eso quiero cumplirlo. Estoy dispuesta.

- ¿Irá otro Ramón (Alcaide, su mano derecha durante la precampaña) de número dos?

- De verdad, no es una decisión que tenga tomada. Probablemente habrá muchos políticos que mientan, pero le aseguro que no es una decisión que tenga tomada, quizá porque, como usted dice, es algo a lo que tengo que enfrentarme y será doloroso. Y quiero tener todos los datos.

- ¿Qué datos le faltan por conocer?

- Estoy en la penúltima visualización del programa electoral. Y en eso es verdad que me están ayudando personas que se han incorporado hace poco tiempo al proyecto, pero también gente ajena al PP, que no tienen cargo ni salen en las fotos.

- O sea, que no descarta llevar independientes.

- No descarto nada. Me dejaré llevar por lo que piense que sea bueno y pueda tener éxito.

- ¿Podremos hablar entonces en marzo, abril...?

- En marzo.

- Quedamos en marzo, entonces.

- Sí.

- ¿Le preocupa llegar a mayo sin haberse reconciliado con su pasado?

- (Piensa). Yo no tengo ningún problema con mi pasado. Estoy en el partido al que decidí afiliarme cuando tenía 18 años. Estoy contenta con lo que mi partido ha significado en España y lo que empieza a visualizarse en Andalucía. Y también con lo que ha supuesto para Torremolinos, con sus luces y sus sombras.

- Dice que no tiene ningún problema con su pasado, ¿y con Pedro Fernández Montes?

- No tengo ningún problema. No sé si él lo tiene conmigo... Yo con él no.

- ¿Por qué no se enfrenta con él en unas primarias?

- Él dijo que había abandonado la política local. Se fue en 2015, no quiso seguir liderando el grupo municipal. Yo no tengo miedo a las primarias. En el momento en que haya primarias en mi partido, me presentaré.

- Es cierto que anunció que abandonaba la política, pero quiso seguir siendo presidente del PP en Torremolinos, precisamente para evitar que usted fuese candidata.

- Bueno, sí. Es lo que puede parecer. En nuestro partido, de momento, no hay primarias reflejadas para esto. Pero yo no tengo ningún miedo a ese tipo de retos.

- Cambiando de tema: Dice Ortiz que usted le envió un mensaje de WhatsApp para felicitarle el año. Tenía noticia de que no se hablaban. ¿Es un adelanto de que habrá 'fair play' en la campaña?

- Lo hice porque me relaciono con los once alcaldes de la Costa del Sol (es presidenta de la Mancomunidad). Se lo envié a todos y no me parecía bien no hacerlo con el alcalde de mi municipio, por mucho que piense que no se ha portado bien ni con Torremolinos ni con mi grupo municipal ni conmigo como persona.

- ¿No ha mejorado su relación?

- Es inexistente, por cierto desde una entrevista que usted me hizo.

- ¿Qué dijo?

- Que aspiraba a gobernar cuanto antes en Torremolinos.

- Lo dijo en mitad de legislatura, con los fantasmas de la moción de censura planeando sobre el Ayuntamiento.

- No me parece ninguna deslealtad. No era nada oculto. Era una posibilidad que podía surgir en cualquier momento.

- ¿Y por qué no cuajó?

- Probablemente porque es una decisión valiente y hacen falta compañeros de partidos dispuestos a tomarla.

- ¿Ciudadanos ha sido cobarde en Torremolinos?

- No, pero creo que aún debe buscar la cohesión necesaria. Ha habido concejales que han trabajado muy bien en la defensa de Torremolinos, pero no creo que sea algo que pueda decirse de todos. Les falta un grupo humano al que le importe este municipio.

- ¿Pactaría con Vox si fuera necesario para llegar a la Alcaldía?

- Si fuera necesario para llegar a la Alcaldía después de este gobierno pactaría...

- … Con el diablo.

No, con un programa de gobierno por delante.

- ¿Con Vox?

- Sí, yo no creo en los cordones sanitarios.

- ¿Qué le parece su programa?

- Hay cosas que no comparto.

- ¿Se considera feminista?

- Creo en la igualdad real entre hombres y mujeres, y creo que esa es la definición de feminismo.

- Entonces es feminista.

- Huyo siempre de las etiquetas.

- ¿Derogaría la ley contra la violencia machista?

- No, aunque creo que todo se puede mejorar. Pero no la derogaría.

- ¿Qué le parece cómo ha quedado la plaza Costa del Sol?, ¿qué impresiones le dejó su último paseo por allí?

- Me dejó enfadada. Los jardines estaban mal, había muchas manchas en el suelo... No me gustó.

- ¿Le convence el diseño de Moreno Peralta?

- No es el que yo hubiera hecho ni el que le hubiera encargado.

- ¿Pero le gusta?

- No me gusta para una plaza tan emblemática. Ha supuesto un esfuerzo económico muy importante para Torremolinos. La plaza ha dejado al resto de Torremolinos sin mantenimiento durante prácticamente una legislatura. Creo que debería haber sido algo mucho más sobresaliente.

- Ahora que ha habido un cambio de gobierno en Andalucía se queda sin uno de sus filones de reivindicaciones...

- Voy a seguir igual de reivindicativa. Ya se lo dije al presidente Juanma Moreno cuando estuvo aquí en Torremolinos.

- ¿Seguirán organizando ruedas de prensa casi semanales para pedir que la Junta salde sus cuentas pendientes con Torremolinos?

- Lo primero que haré será pedir citas con todos los delegados de la provincia. Pero tengo una ventaja: el presidente de la Junta conoce perfectamente Torremolinos y sus graves problemas.

(Se va la luz de la sede que el PP tiene en el Ayuntamiento).

- ¿No han pagado la luz de la sede?

- Este grupo municipal no tiene ninguna deuda con el Ayuntamiento, se lo aseguro.

- ¿Cuándo empezó en política?

- En la facultad de Derecho...

- Hace ya...

- Terminé con 22 años y tengo 45...

- ¿Lo llamamos vocación o resistencia?

- (Piensa). Yo lo llamaría convicción.

- ¿Aceptaría un cargo en la Junta?

- Ahora sólo tengo una ilusión... Personales tengo muchas, pero políticas sólo tengo una: ser alcaldesa de Torremolinos.

- Lo pregunto de otra manera: ¿Le han ofrecido un cargo en la Junta?

- No he tenido ninguna conversación ni nadie me ha ofrecido nada. En el caso de que lo hicieran, mi respuesta sería que no. Soy la candidata del PP en Torremolinos y es lo que quiero seguir siendo.

- ¿Y no le gustaría que se lo ofrecieran, aunque fuese para reforzar la autoestima?

- Yo estoy muy satisfecha con lo que soy y con el papel que me está tocando desempeñar en Torremolinos.

- ¿Tiene el ego cubierto?

- Sí, nunca me he sentido infravalorada ni infrarrepresentada.

- Pero llegó a ser secretaria general de su partido.

- Sí, y cuando el presidente Elías Bendodo me lo ofreció me quedé sorprendida y muy contenta...

- ¿Y cuando se lo ofreció a otra persona (Patricia Navarro)?

- Muy contenta también.

-¿No le dolió?

-(Piensa). No, no me dolió. De hecho, recuerdo perfectamente que le dije a Elías que Patricia tenía que ser esa persona. Yo quería apostar fuerte por la Alcaldía. Un secretario general tiene mucho, mucho trabajo. Demasiado, a veces.

- Le veo más convencida de que en junio será alcaldesa de Torremolinos que a Ortiz. ¿A qué se debe esa seguridad?

- Porque supongo que Pepe tendrá datos, como yo.

- ¿Qué datos?

- El cambio es posible y a la gente le ilusiona. Tengo al equipo necesario para Torremolinos.

- Del cero al diez, ¿cómo de satisfecha está con el trabajo de su grupo municipal en estos dos últimos años?

- Un siete.

- ¿Y con el suyo?

- Eso se lo dejo a usted y a los lectores.

- ¿Qué diferencias hay entre usted y Ortiz?

- No soy una persona a quien le resbalen los problemas de los demás. En eso sí creo que, si soy alcaldesa, habrá un cambio, porque he visto a mucha gente con problemas graves acercarse al Ayuntamiento esta legislatura sin tener respuesta.

- Ortiz dice precisamente que uno de los problemas que tiene usted es la frialdad con la gente.

- (Piensa). Veo que Pepe está también desorientado en la forma de conocer a las personas.

 

Fotos

Vídeos