El PP presenta a su «ejército» para las municipales con la vista puesta en el 28A

El PP presenta a su «ejército» para las municipales con la vista puesta en el 28A
SUR

Bendodo presume de un centenar de cabezas de lista «que ya quisieran otros partidos» y se compromete a «bajar impuestos» en los ayuntamientos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Saben que de ahora en adelante cada paso adquiere carácter crucial. Basta una decisión, un compromiso esperado, una salida de tono o una polémica para sumar o restar miles de votos. Por eso el PP de Málaga ha presentado este sábado a sus candidatos para las elecciones municipales del 26 de mayo como «a un ejército» de un centenar de soldados, «los mejores de los nuestros», cabezas de lista que tratarán de teñir la provincia de azul con un pie en la carrera hacia las alcaldías y otro en la campaña de los comicios generales del 28 de abril. El nuevo referente, ese «gobierno del cambio» que parecía imposible en la Junta de Andalucía, insufla aire en las esperanzas de los populares. El presidente provincial del partido, Elías Bendodo, ha recordado, en un guiño al presidente autonómico Juanma Moreno, que «pueden los que creen que pueden».

En un acto celebrado en la plaza de la Independencia de Torremolinos, una puesta en escena que evidenciaba el respaldo a la candidata local, Margarita del Cid, en un mes complicado para ella tras las acusaciones del exalcalde Pedro Fernández Montes, que la semana pasada anunció su trasvase a Por Mi Pueblo, Bendodo ha presumido de contar con «un ramillete de candidatos que ya quisieran otros partidos». El PP repite la fórmula utilizada para atraer votantes en diciembre: la promesa de bajar impuestos y aumentar la calidad de los servicios públicos. El consejero de la Presidencia andaluza ha asegurado que el Gobierno autonómico atenderá las demandas de los alcaldes tras años de una Junta «que no decía ni que sí ni que no, sencillamente no contestaba» a las demandas y propuestas de los ayuntamientos.

Con la presencia de todos los pesos pesados del partido en las alcaldías malagueñas salvo Francisco de la Torre, primer edil en la capital, ausente por problemas de agenda al coincidir el acto con la inauguración de la exposición 'Pervsersidad' en el Museo Thyssen, el PP ha sacado pecho por la deuda cero de la Diputación y la puesta en marcha de proyectos como el Caminito del Rey o la Senda Litoral, además de la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía. Con estos avales, algunos de los buques insignia del partido en la provincia, como Ángeles Muñoz (Marbella), Manolo Barón (Antequera), Francisco Salado (Rincón de la Victoria) o Ana Mula (Fuengirola) han sido presentados junto al resto de candidatos populares que encabezarán las listas de mayo. Bendodo ha incidido en que muchos de ellos provienen de oficios ajenos a la política: «El PP es transversal, todo el mundo cabe».

La secretaria general de la formación azul en Málaga, Patricia Navarro, delegada de la Junta en la provincia, ha afirmado que los alcaldables populares «vienen con las manos vacías y limpias y encarnan los valores de nuestro partido: la familia, la seguridad y la unidad de España». Con ejemplos como los de Estepona, «donde José María García Urbano ha regenerado el casco urbano y ahora ha puesto en marcha un hospital» o Marbella, «que vuelve a la normalidad democrática y económica», Navarro ha aventurado que los regidores de su partido que salgan elegidos el 26M harán un buen trabajo «porque tenemos la buena gestión en el ADN».

El más reclamado para 'selfies' ha sido Pablo Montesinos, candidato al Congreso de los Diputados por Málaga, que ha tomado la palabra tras Navarro pese a que su intervención no estaba prevista. El antes periodista ha explicado que «Elías quiere que hable cada vez que esté en un acto de partido y me ha avisado hace dos minutos» y se ha puesto a disposición de los candidatos a las municipales: «Si vosotros sois mi ejército, yo seré vuestro soldado para que todos seáis alcaldes». Montesinos, que a diferencia del resto de intervinientes ha evitado criticar a otras formaciones, ha advertido de que hay «síntomas de desaceleración» antes de pedir el voto para su partido: «España se la juega y en los momentos difíciles la sociedad civil tiene que implicarse».

Del Cid, que ha ejercido como anfitriona, ha aludido a algunos asuntos de actualidad, como el caso de espionaje de Mijas o la retirada del vehículo de una concejala socialista del depósito municipal sin pagar la grúa: «Todo lo que está ocurriendo nos tiene que convencer de que necesitamos gobiernos más fuertes, porque estamos en una deriva que no llegará a buen puerto». La presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental cree que Torremolinos, municipio que aspira a gobernar en mayo, «no aguanta ni un minuto más esta situación». El PSOE, considera Del Cid, «ha sido incapaz de tomar nota de quienes lo han hecho muy bien en la Costa del Sol y ha traído mala gestión, inseguridad, falta de limpieza y bautizos civiles». La líder de la oposición en la localidad gobernada por José Ortiz ha adelantado que su partido presentará más de 120 medidas para regenerar Torremolinos.

Durante el acto también han intervenido, en representación de las diferentes comarcas de la provincia, los candidatos de Casabermeja, Pedro Hernández, que ha reclamado un mejor uso de los recursos de la Axarquía para reducir la tasa de desempleo; de Villanueva de Algaidas, David Granados, que apuesta por «cambiar el despilfarro por ahorro para hacer más con menos»; de Coín, Fran Santos, que ha animado a sus compañeros «a dejarse la piel», y de Genalguacil, Ana Celia González, que ha pedido soluciones a la despoblación del mundo rural. Comienza la cuenta atrás para saber quién gobernará cada una de las 103 localidades malagueñas.