Podemos ya tiene lista electoral en Torremolinos

José Piña, junto a un cartel de CSSP. /SUR
José Piña, junto a un cartel de CSSP. / SUR

La formación morada evita conflictos y cierra una candidatura de consenso encabezada por el actual portavoz de Costa del Sol Sí Puede, José Piña

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Podemos no quiere conflictos en Torremolinos. La formación morada trata de evitar que su división a nivel nacional contagie a las agrupaciones locales, que ultiman la estructura con que se presentarán a las elecciones de mayo. Los de Pablo Iglesias han cerrado una lista de consenso liderada por el actual portavoz de Costa del Sol Sí Puede (CSSP), José Piña, hasta ahora único candidato que se ha presentado a las primarias abiertas por este partido en la localidad costera.

Aunque inicialmente se barajó la idea de que la secretaria general de Podemos en Torremolinos, Josefina Serdio, también edil de CSSP, optase a encabezar la candidatura, la formación morada ha apretado filas en torno a Piña, a quien la propia Serdio, previsible número dos, ha apoyado en redes sociales. Fuentes cercanas al partido sostienen que también Rafael Herrero, el tercer representante de CSSP en el Ayuntamiento, figurará en los primeros puestos de la lista.

Para distanciarse del PSOE, Piña critica ahora «la falta de valentía» del Gobierno local

Lo más probable es que los tres concejales actuales de CSSP repitan como candidatos este año

El siguiente paso, una vez que Podemos complete sus primarias, consistirá en pactar una confluencia con Izquierda Unida (IU). Aunque la unión de ambos partidos no dio los resultados esperados en las elecciones andaluzas, la fórmula se repetirá con casi total seguridad en los comicios locales. Las mismas fuentes confirman que el candidato de IU, David Tejeiro, también concejal, pugnará por liderar la candidatura de la confluencia, una aspiración que probablemente caerá en saco roto. De este modo, los tres primeros puestos de la lista podrían estar ocupados por Piña, Serdio y Tejeiro.

En el escrito de motivación publicado para justificar su candidatura, Piña recuerda que «desde joven he apoyado las luchas colectivas que defienden la educación pública y la igualdad de oportunidades, pero sin duda fue el 15 de mayo de 2011 cuando me decidí a participar más en la búsqueda de una alternativa ilusionante». Podemos se presentó a las municipales de 2015 en varias localidades de la Costa del Sol, entre ellas Torremolinos, bajo la marca CSSP. El partido instrumental obtuvo tres concejales en el Ayuntamiento que hasta entonces gobernaba Pedro Fernández Montes (PP) con mayoría absoluta. Los tres ediles apoyaron la investidura del socialista José Ortiz, capaz de sumar el respaldo de todos los grupos políticos salvo el PP. Aquel consenso desalojó a Fernández Montes de la Alcaldía que ocupaba desde 1995.

Para distanciarse del PSOE, una estrategia que desde hace semanas comparten todos los socios de investidura de Ortiz, Piña critica ahora «la falta de valentía» del Gobierno local. Podemos se presenta como «una alternativa real de gobierno de políticas de cambio», aunque el último antecedente electoral, los comicios andaluces, no resulta precisamente halagüeño para la izquierda en Torremolinos. Extrapolando los datos de estas elecciones, el PP sería la lista más votada con siete concejales, seguida de Ciudadanos (seis), el PSOE (cinco), Podemos e IU (cuatro) y Vox (tres). El partido liderado por Margarita del Cid sumaría mayoría absoluta con la formación naranja, sin necesidad siquiera de buscar el respaldo de Vox.

Escrito de expulsión

Piña, padre de dos hijos y una hija, es licenciado en Pedagogía y Ciencias del Deporte y la Actividad Física. Hasta ahora ha salido airoso del conflicto abierto por el secretario general de CSSP, Francisco Martínez, que el año pasado envió un escrito de expulsión para que todos los concejales de su partido que hubiesen pactado una confluencia con IU abandonasen la formación. Los secretarios municipales de los Ayuntamientos de Marbella, Benalmádena y Torremolinos consideran que Martínez, edil en Mijas, no ha presentado documentación suficiente para acreditar que la expulsión ha sido acordada por los órganos competentes.

El pleno de Marbella ya desestimó en noviembre la propuesta de expulsión, una decisión que en Torremolinos ha quedado pospuesta hasta que la secretaria municipal revise la nueva documentación remitida por Martínez.

Pese a la batalla interna que mantienen con el edil mijeño, lo más probable es que los tres concejales actuales de CSSP repitan como candidatos este año, aunque bajo las siglas de una nueva confluencia con IU, a falta de saber qué posición ocupará cada uno.

La izquierda trata así de frenar los efectos de la ley electoral, que perjudica a los partidos minoritarios, a los que exige mayor número de votos para obtener un concejal que a las formaciones más respaldadas.