La Junta aprueba el PGOU de Torremolinos y levanta la suspensión del proyecto de Intu

La comisión, reunida esta mañana. /SUR
La comisión, reunida esta mañana. / SUR

La inmobiliaria ya puede iniciar las obras para construir su complejo, donde prevé invertir unos 600 millones

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Torremolinos ya tiene luz verde para poner en marcha su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que marcará el desarrollo del municipio en los próximos años. La comisión provincial de urbanismo ha aprobado este viernes por unanimidad el documento, una medida que permite iniciar las obras del parque comercial y de ocio proyectado por la promotora británica Intu, que prevé invertir unos 600 millones de euros en la zona. La Junta de Andalucía ya había desbloqueado el plan de Torremolinos de forma parcial tras más de una década de obstáculos administrativos, pero el sector donde se ubicará este complejo quedó suspendido a la espera de un informe favorable de Carreteras firmado finalmente el año pasado. Con esta aprobación total, las máquinas de Intu pueden iniciar ya los trabajos del parque comercial y de ocio.

Recreación del proyecto de Intu.
Recreación del proyecto de Intu.

La inmobiliaria anuncio recientemente que busca socios para su proyecto en la Costa del Sol, después de reconocer que atraviesa cambios internos motivados por su deuda y por la bajada de las cotizaciones en bolsa en un contexto complejo marcado por la salida de Reino Unido de la Unión Europeo. Tras una fusión fallida con Hammerson, Intu ha puesto en venta su parte, el 50 por ciento, de los centros comerciales de Zaragoza (Puerto Venecia) y Asturias (Intu Asturias). Pese a este escenario, la sociedad descarta vender su proyecto en Torremolinos, cuya primera fase ya ha adjudicado a las constructoras Sando y Dragados por 160 millones de euros. Intu dispone de liquidez para hacer frente a estos trabajos iniciales, según apuntan fuentes de la empresa, y buscará financiación para el resto del proyecto a través de lo que llaman 'partners', como han hecho en otras operaciones.

La aprobación del PGOU pone fin a más de diez años de batalla administrativa y supone el desbloqueo urbanístico de la localidad costera, donde se construirán más de 6.000 viviendas. Pese a los nuevos usos residenciales, desde el Consistorio aseguran que Torremolinos mantiene un ratio de áreas libres de 18,12 metros cuadrados por habitantes, superior al ratio exigido por ley (cinco metros cuadrados) y a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (diez metros cuadrados). El plan general también contempla la construcción de un parque periurbano con carriles bici y senderos en la sierra y permitirá el desarrollo de varias zonas del municipio. El alcalde, José Ortiz (PSOE), incide en que la aprobación «aporta seguridad jurídica a los inversores y pone fin al modelo de un Torremolinos aislado», en referencia a la antigüedad del plan vigente, que data de 1996.

Durante su tramitación en los últimos años, el PGOU había sido tumbado por la Junta de Andalucía hasta en cinco ocasiones, todas ellas por incumplir la normativa en materia medioambiental y de aguas. Superado este escollo, ya sólo quedaba que Fomento diese su visto bueno a las propuestas técnicas presentadas para absorber el aumento de tráfico previsto por la apertura del parque comercial y de ocio, que forzará la construcción de nuevas entradas a Torremolinos. Desde el Consistorio confirman que las obras de mejora de los accesos tendrán que ser costeadas por las promotoras encargadas de los nuevos proyectos comerciales planteados en el norte del municipio, siendo Intu la que plantea la inversión más cuantiosa.

Se trata de un día histórico para Torremolinos, aunque también se han aprobado otros planes generales. En concreto, la comisión provincial de urbanismo ha dado vía libre a los PGOU de Macharaviaya, Jimera de Líbar y Júzcar, además de aprobar una innovación del plan de Almargen, una corrección en Rincón de la Victoria y un plan especial para la ampliación del parque eólico el Puntal de Sierra de Yeguas. La delegada de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en Málaga, Carmen Casero, se muestra satisfecha porque la comisión, perteneciente a la Junta, «ha desbloqueado asuntos de mucha importancia e implica la generación de empleo y riqueza y la mejora de la productividad en estos municipios».