José Piña, portavoz de CSSP: «Tengo más capacidad de gestión que el alcalde»

Piña, paseando a su hija a las puertas del Ayuntamiento. /A. G.
Piña, paseando a su hija a las puertas del Ayuntamiento. / A. G.

El candidato de Podemos acusa al PSOE de haber gobernado en minoría «sin escuchar al resto» y considera «un error político» que el PP no acudiera a la inauguración de la peatonalización

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El portavoz de Costa del Sol Sí Puede (CSSP) en Torremolinos, José Piña, recién elegido candidato de Podemos a las elecciones de mayo, analiza la gestión del PSOE, que gobierna en minoría, y revela por qué se reunió en secreto con el exalcalde, Pedro Fernández Montes.

-En el último pleno le dijo a José Ortiz que en mayo no volvería a ser alcalde. ¿Lo decide usted?

-Estamos bastante cerca del PSOE, según los datos que tenemos. En las elecciones municipales importan las personas y los equipos. Llegado el momento, Ortiz tendrá que elegir entre Ciudadanos o nosotros.

-No le quedó muy democrático.

-Bueno, es una de las predicciones que hice.

-¿Dejaría pactar a la derecha con tal de que Ortiz no fuera alcalde?

-A ver, esa situación aún no se ha dado porque no sabemos la correlación de fuerzas que habrá en mayo. Lo que sí sabemos es que el escenario está muy abierto. Casi un 20 por ciento del electorado no sabe qué va a votar. Creo que podemos seducir a esa gente con nuestro proyecto.

-Insisto: ¿dejarían pactar a la derecha con tal de que Ortiz no fuese alcalde?

-Es que esa pregunta, perdone, está mal planteada. Lo que ocurrirá, probablemente, es que Ortiz tendrá que decidir si apoya a Ciudadanos o nos apoya a nosotros.

-Pero no parece que Podemos e IU vayan a sacar más votos que el PSOE.

-Yo no diría eso...

-En las andaluzas se pegaron un buen batacazo en Torremolinos.

-Habría que valorar quién bajó más porcentualmente. El PSOE bajó muchísimo, pero las municipales, insisto, son diferentes a las autonómicas y las estatales.

-¿También decidirán los pactos en la asamblea?

-Aún no hemos decidido, si vamos en confluencia, cómo serán los pactos postelectorales. En principio sería una decisión colectiva, sí.

-¿Por qué no termina de confirmarse la confluencia con IU?

-Llevamos trabajando desde octubre en un programa común. El adelanto de las andaluzas nos obligó a aumentar el ritmo de trabajo. Ahora estamos negociando.

-David Tejeiro, portavoz de IU, ya ha mostrado su intención de liderar la confluencia. No sé qué opina usted.

-Es evidente que, en caso de haber confluencia, tendríamos que liderarla nosotros.

-¿Por qué?

-Por la correlación de fuerzas.

-¿La misma que se daría si el PSOE les supera en votos en mayo?

-O si les superamos nosotros, correcto.

-Entonces, si quedan por detrás del PSOE, ¿Ortiz tendría posibilidad de ser alcalde?

-Vamos a esperar a mayo.

-Su vaticinio no era definitivo, entonces.

-Nosotros estamos bastante seguros. Las municipales son diferentes. Muchos vecinos, todas las semanas, nos paran para decirnos que en otras elecciones no votarían a nuestro partido pero que lo harán en las locales. Eso nos da que pensar que podemos superar al PSOE en mayo.

-Pero, históricamente, el partido que gobierna arrastra consigo un porcentaje de votos.

-Es cierto, pero estas elecciones van a estar marcadas por las estatales. Seguramente nos voten a nosotros.

-Llamó a Ortiz vendehumos, ilusionista de los malos... Pero horas después estaba junto a él inaugurando la peatonalización del centro.

-Hay que distinguir los espacios. La presentación de la plaza fue un acto institucional al que deben acudir los representantes del pueblo, especialmente quienes apoyamos los presupuestos que hicieron posible las obras. Sin nuestro voto, la peatonalización no sería una realidad.

-El PP no acudió. ¿Qué le parece?

-Quieren abrir el tráfico, o eso decían. Creo que fue un error político no haber estado en un momento tan importante para el pueblo.

-Ramón del Cid aún no se ha aprendido el nombre de su partido, Costa del Sol Sí Puede. ¿No podría ser síntoma de que ahí fuera hay mucha gente que aún no sabe cómo se llaman?

-Son juegos que él utiliza.

-¿También fue un juego cuando el propio Ramón del Cid le escribió en redes sociales que no tenía «cojones» de decir las cosas a la cara?

-Eso fue una barbaridad. Se tiró a la piscina. El PP va de manso, pero cuando tocas ciertas teclas saca su verdadera cara, que es agresiva y dictatorial.

-¿Cuáles son esas teclas?

-Él interpretó un comentario en clave personal, aunque no lo era, y reaccionó de forma visceral. Escribí que todo quedaba en casa cuando salió publicado que le habían embargado ciertas propiedades a Margarita del Cid.

-¿Cómo es su relación con Margarita del Cid?

-No es muy fluida.

-¿En lo personal o en lo político?

-En lo político podemos tener alguna conversación puntual, pero en lo personal no tenemos ninguna relación.

-¿Por qué?

-Quien me conoce sabe que hablo con todo el mundo y de todo y que sé distinguir el plano personal del político. Creo que ella no. Es más, alguna vez le he propuesto tomar café y siempre lo ha aplazado.

-El secretario general de Costa del Sol Sí Puede les ha expulsado del partido, pero la secretaria del Ayuntamiento emitió un informe contrario a esa decisión. ¿Puede decirse que les ha salvado el VAR?

-En los cuatro ayuntamientos donde Curro (Francisco Martínez Ávila, edil en Mijas y secretario general de CSSP) solicitó la expulsión de concejales la cosa se ha quedado en nada, con independencia de quién gobierne. En Marbella, de hecho, está el PP y el pleno tampoco aceptó esa expulsión. Creo que es una cuestión más personal que política.

-¿Qué pasó?

-Nosotros nos presentamos como un partido instrumental de Podemos a las elecciones de 2015 y queremos seguir dentro de Podemos, pero él parece que no.

-Usted se reunió en secreto con Pedro Fernández Montes. ¿Por qué?

-Bueno, en secreto...

-No fue una decisión consensuada con la asamblea ni compartida en redes, ¿no?

-Me he reunido con los presidentes de todos los partidos en Torremolinos. La reunión fue en relación al tema del museo, porque faltaban anexos en el expediente que nos entregó el PSOE. Fernández Montes defendía a capa y espada que existían fondos museísticos, así que fui a preguntarle cuáles eran.

-¿Para eso tuvo que reunirse con él?

-Me dijeron que tenía que ser así.

-Sorprende, después de haber usado su jubilación como lema en campaña: «Jubilemos a don Pedro». En la sede siguen teniendo ese cartel, de hecho.

-Sí, ahí está (señala la pared). En Torremolinos estamos obligados a sentarnos con todo el mundo, porque el escenario está muy fragmentado. Hay que ver qué es mejor para el pueblo. En este caso yo entendí que lo mejor era tener la mayor información posible sobre el museo.

-Choca eso cuando, en el último pleno, usted se mostró como el menos dialogante de todos los portavoces.

-Dije lo que pensaba. Era un pleno extraordinario sobre el estado de la ciudad. Al ser el único se convirtió en un pleno sobre la legislatura. Era el momento de decir las cosas que nos gustan y las que no.

-¿Fernández Montes hizo más bien que mal o más mal que bien a Torremolinos?

-Es difícil de responder. Después de ver cómo está Torremolinos a nivel económico y cultural... Creo que el balance es bastante negativo.

-¿Qué es lo más destacable y lo más detestable de la gestión de Ortiz?

-Lo más destacable es la peatonalización del centro, sin duda alguna. Era necesario. Y lo más detestable, aunque no sea la palabra, ha sido su falta de diálogo. Ha gobernado en minoría sin escuchar al resto.

-¿Prefiere a Ortiz o a Maribel Tocón?

-Tengo muchísima más relación con Maribel. De hecho, me acaba de llamar por la refinanciación de la deuda del vertedero.

-¿Podemos se ha comido a IU?

-No. Creo que las alianzas electorales sirven para sumar y para que los votos no se queden colgados. Hay que optar por alcanzar la mayoría. Queremos dirigir el Ayuntamiento.

-Pero no tienen experiencia de gestión. ¿Podría ser un hándicap?

-Esta legislatura ha sido un máster en política. Tengo mucha capacidad de aprendizaje y he estado muy activo. Hemos aprendido muchísimo. Creo que estamos capacitados personal y profesionalmente.

-¿Diría que tiene usted más capacidad de gestión que algunos concejales de gobierno actuales?

-Tengo mucha autoestima. Creo que sería un buen concejal de gobierno.

-No estoy preguntando eso, sino si tiene más capacidad de gestión que algunos de los actuales.

-Sí, incluso que el alcalde.

-Nombre algún concejal que le supere, así acabamos antes.

-(Risas). No me gusta hacer ránkings. Son personas que hacen lo mejor posible.

-¿Sí?

-Me gustaría creerlo, sí.

-¿Iglesias o Errejón?

-Carmena.

-¿Usted también sabe hacer magdalenas?

-Y bizcochos.

-Acaba de ser padre por tercera vez. ¿Cuánto cuesta un pañal?

-Depende. Los compro por Internet, en Carrefour con oferta. Entre 0,13 y 0,16 por unidad.

-¿Por qué no pidió el permiso de paternidad?

-Sí lo pedí. Ahora mismo estoy de permiso.

-¡Quién lo diría!

-Porque estoy a media jornada desde enero. Combino mis labores de papá y político como puedo.