La guerra de Podemos acaba en los tribunales y obliga a CSSP a modificar su nombre

La guerra de Podemos acaba en los tribunales y obliga a CSSP a modificar su nombre

Adelante Torremolinos, coalición entre morados e IU, denuncia que Costa del Sol Sí Puede se presenta con un nombre «que induce a confusión»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La guerra interna de Podemos en Torremolinos ha acabado en los juzgados. La formación morada concurrirá a las elecciones municipales en coalición con Izquierda Unida bajo la marca Adelante Torremolinos, siguiendo la fórmula andaluza. Los tres concejales de Podemos con representación actual en el Ayuntamiento se presentaron en 2015 bajo otro partido instrumental, Costa del Sol Sí Puede, con cuyo secretario general, Francisco Martínez Ávila, mantienen un enfrentamiento desde hace meses. Martínez Ávila, edil en Mijas, fue expedientado por los de Pablo Iglesias después de denunciar el proceso de primarias del que salió victoriosa Teresa Rodríguez. Pese a estar desvinculado de la dirección autonómica del partido, el concejal mijeño mantiene la concurrencia a las municipales como Costa del Sol Sí Puede, que en Torremolinos tiene como cabeza de lista a Santiago Rubio. El nombre de la formación, Más Andalucía - Costa del Sol Sí Puede - Podemos 15M, provocó que los concejales actuales de Costa del Sol Sí Puede en el Consistorio, candidatos por Adelante Torremolinos, denunciaran la situación por presunta vulneración de la ley electoral al provocar confusión entre el electorado.

El juicio se produjo ayer y la formación liderada por Rubio deberá retirar el nombre de Podemos de su candidatura, según informó ayer Adelante Torremolinos, candidatura encabezada por José Piña, que paradójicamente ejerce como portavoz de Costa del Sol Sí Puede. La coalición de izquierdas defiende que tanto la denominación como la imagen «conducen a error al electorado» y recuerda que la ley garantiza que las listas «no induzcan a confusión».