Sur Torremolinos

La Fiscalía denuncia al alcalde de Torremolinos por presuntas irregularidades en materia de personal

El alcalde de Torremolinos, en una imagen de archivo. /SUR
El alcalde de Torremolinos, en una imagen de archivo. / SUR

Un Juzgado investigará la posible comisión de delitos por la reducción de media hora diaria acordada por el PSOE en 2016 para los trabajadores municipales y anulada tras un reparo del interventor

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La Fiscalía Provincial ha denunciado presuntas irregularidades detectadas en materia de recursos humanos en el Ayuntamiento de Torremolinos. El incumplimiento de la jornada laboral marcada por ley para los trabajadores de las administraciones públicas podría tener consecuencias penales. Un informe del entonces interventor reveló el año pasado que los empleados del Consistorio llevaban desde 2016 trabajando dos horas y media menos a la semana por un acuerdo alcanzado en 2016 con el PSOE, que gobierna en minoría. Este pacto, que trataba de alcanzar la paz social tras el cambio de mandato producido un año antes, en 2015, permitía entrar 15 minutos más tarde y salir otros 15 minutos antes de lo previsto. El interventor advirtió de que este permiso incumplía la ley, que establece 37,5 horas semanales para los trabajadores públicos.

Tras conocer el reparo del habilitado nacional, la concejala de Personal, Carmen García, envió una circular anulando esta media hora diaria «de cortesía», que permitía a los empleados municipales trabajar 35 horas semanales, algo que contraviene la normativa estatal. En algunos casos, el Ayuntamiento habría pagado este desfase como horas extraordinarias, como en el caso de la Policía Local. El informe de Intervención desvelaba también que algunos funcionarios disfrutaban de hasta 14 días más de vacaciones al año de las previstas reglamentariamente, algo negado por los sindicatos. La Ley del Estatuto Básico del Empleado Público contempla unas vacaciones retribuidas de 22 días hábiles cada año, cómputo donde no están incluidos los fines de semana. En Torremolinos, sin embargo, algunos empleados públicos superaban los 30 días hábiles al año en virtud del acuerdo alcanzado en abril de 2016.

Estos hechos fueron trasladados a la Fiscalía después de que este periódico publicase las conclusiones del Área de Intervención. El denunciante es un abogado que también fue objeto de un informe del interventor, que denunció que este mismo letrado habría recibido más de 1,3 millones de euros en concepto de servicios jurídicos externos desde 1995, cuando entró a gobernar el PP con mayoría absoluta. El funcionario consideró, según un escrito de 2017, que muchos de estos pagos constituyeron «una irregularidad grave» debido a que la única documentación existente para justificarlos «es la petición del abogado con el visto bueno del anterior alcalde, Pedro Fernández Montes, una orden de pago y el recibí del interesado». Ha sido este abogado quien ha denunciado las presuntas irregularidades detectadas en materia de personal al entender que el acuerdo firmado en 2016 ha supuesto un importante perjuicio económico a las arcas municipales.

Tras examinar la documentación recibida relativa al acuerdo que permitía reducir media hora las jornadas laborales de los empleados públicos en Torremolinos, el fiscal considera que hay indicios de que los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de presuntos delitos contra la administración pública, concretamente de posible prevaricación y fraude o malversación. En consecuencia, el fiscal decreta la interposición de una denuncia contra el alcalde, José Ortiz, la concejala Carmen García y el entonces interventor. Esta decisión ya ha sido comunicada al Juzgado Decano. También se han reclamado a Secretaría copias de los acuerdos y las circulares del Ayuntamiento en materia de personal entre 2016 y 2018.