Fernández Montes deshoja la margarita

Del Cid, Bendodo y Fernández Montes, en una imagen de archivo. /A. G.
Del Cid, Bendodo y Fernández Montes, en una imagen de archivo. / A. G.

El exalcalde, entre rumores de un posible trasvase a Por Mi Pueblo, planea anunciar su baja del PP tras dos años de lucha infructífera para evitar que Del Cid fuese cabeza de lista

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Se acerca el plazo límite para presentar las candidaturas a las elecciones municipales y el exalcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, quiere su trozo del pastel. Tras más de dos años de infructífera lucha para evitar que Margarita del Cid sea cabeza de lista del PP, quien fuera primer edil entre 1995 y 2015 baraja diferentes opciones. La más probable, según apuntan fuentes de su entorno, pasa por anunciar la baja del partido al que ha pertenecido en las últimas cuatro décadas y presidir Por Mi Pueblo, cuya sede ya estaría adecentando. El exregidor descarta presentarse como candidato pero intenta que su círculo de confianza acceda a la corporación municipal y, de paso, arañe el mayor número de votos posibles a la formación liderada por Del Cid, a quien considera una traidora, como al resto de concejales, por haberle dado la espalda tras veinte años a sus órdenes.

Desalojado de la Alcaldía en 2015 tras cinco mayorías absolutas consecutivas, Fernández Montes ha confiado hasta el último momento en que su partido recularía y convocaría un congreso local del que está convencido de que saldría como presidente local. Nada más lejos de la realidad. La dirección provincial constituyó el año pasado una comisión gestora para arrebatarle los restos de poder que ostentaba y las llaves de la sede que el PP tiene en el recinto ferial. La elección de Pablo Casado como presidente nacional insufló falso oxígeno en el exalcalde y su entorno, que enviaron documentación a Génova contra Del Cid y sus concejales esperando un cambio de timón que finalmente no ha llegado.

Agotada hasta la última posibilidad, a Fernández Montes, que durante años fue una de las figuras más respetadas de su partido en Andalucía, no le ha quedado más remedio que bajar los brazos y cambiar de objetivos. Ahora deshoja la margarita con un pie en Por Mi Pueblo, confiado en que arañaría varios concejales en los comicios de mayo, aunque él mismo negó su trasvase a esta formación en una breve conversación mantenida con este periódico en diciembre. Su entorno, sin embargo, coincide en que la baja del exregidor del PP resulta inminente, harto de sentirse ninguneado, primero por la dirección provincial y autonómica y luego por la cúpula nacional del partido.

Las mismas fuentes apuntan a que Fernández Montes, con quien SUR ha intentado hablar este viernes sin éxito, convocará una rueda de prensa el martes para confirmar que abandona el PP. El tiempo dirá si se trata de una retirada definitiva o sólo un cambio de siglas.