Fernández Montes declarará como investigado por la gestión de la plaza de toros

Fernández Montes, en una imagen reciente. /SUR
Fernández Montes, en una imagen reciente. / SUR

El Ayuntamiento compró en 2013 entradas por la misma cantidad que la concesionaria había pagado por el canon de explotación del recinto

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Continúa la investigación de las presuntas irregularidades detectadas en el Ayuntamiento de Torremolinos entre 2010 y 2014. El Juzgado de Instrucción número 5 de este municipio ha llamado a declarar en calidad de investigados al exalcalde Pedro Fernández Montes, el exconcejal del PP Francisco Carmona y la concejala del mismo partido Encarnación Navarro por la contratación de la explotación de la plaza de toros y la adquisición de entradas para espectáculos taurinos. Las diligencias previas tienen origen en una denuncia presentada por el PSOE después de que una auditoría externa practicada en 2016 revelase que el Consistorio compró entradas por valor de 27.106 euros en 2013, la misma cantidad que la empresa concesionaria había pagado por el canon de explotación de la plaza. Por entonces gobernaba el PP con mayoría absoluta.

Los socialistas trasladaron a los tribunales las conclusiones de la auditoría relativas a la comisión de presuntas irregularidades en los contratos, las subvenciones y el servicio de Protección Civil. Inicialmente, la jueza responsable del caso acordó la tramitación de la denuncia en tres piezas separadas y archivadas provisionalmente a la espera de recibir la información policial requerida. El Juzgado ha ido reabriendo los casos uno a uno conforme recibía la documentación reunida por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Costa del Sol. Los hechos relacionados con la gestión de la plaza de toros pertenecen a las diligencias abiertas por las supuestas ilegalidades cometidas en las contrataciones del Ayuntamiento, caso que a su vez ha derivado en nueve investigaciones separadas. Por ello, la jueza, que ya ha ordenado el traslado de la documentación al Ministerio Fiscal, sugiere que se declare la posible complejidad del procedimiento, algo con lo que ganaría tiempo para practicar las diligencias previas.

En este nuevo escenario judicial, se han abierto procedimientos diferentes por nueve contratos relativos a la plaza de toros, la temporada lírica de 2011 y 2012, la remodelación de la pista de atletismo, la construcción de una pista de pádel y tenis, el Baile Retro, los pagos a El Noticiero, el análisis de contratos menores acumulados, los contratos en los que se otorga al contratante un mayor plazo de duración al legalmente previsto y las telecomunicaciones animadas. En el caso de la gestión de la plaza de toros, la jueza también ha llamado a declarar como investigados a cuatro técnicos municipales y a los administradores de las empresas Albero Sur y Lances de Futuro. La magistrada considera que, a la vista del informe del grupo policial, «se desprende la existencia de irregularidades tanto en el proceso de contratación como en la adquisición de entradas».

Desde 2012 a 2014, según fuentes municipales, el Ayuntamiento compró con dinero público 1.914 entradas para eventos en la plaza de toros por valor de 59.890 euros. La actual concejala de Cultura, Aída Blanes, sostiene que Fernández Montes había llegado a acuerdos verbales «para continuar con esta compra de entradas», una práctica que desde el PSOE aseguran haber rechazado tras su llegada a la Alcaldía en junio de 2015. Rotas las relaciones con las antiguas concesionarias, la plaza se encuentra en desuso desde hace años y no programa corridas.