CC OO defiende que el horario del Ayuntamiento de Torremolinos «cumple la normativa»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La denuncia de la Fiscalía contra el alcalde de Torremolinos, José Ortiz; la concejala de Personal, Carmen García, y el exinterventor por presuntas irregularidades en materia de recursos humanos continúa coleando. El Ayuntamiento permitió, a través de un acuerdo con los sindicatos, que los trabajadores municipales entraran quince minutos más tarde y salieran quince minutos antes del horario previsto como medida de «cortesía». Este pacto, alcanzado en 2016, poco después de que el PSOE llegase a la Alcaldía, podría violar la ley, que establece jornadas de 37,5 horas semanales para los empleados públicos. Como ya hiciera la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Comisiones Obreras ha defendido que todos los acuerdos firmados «se ajustan a la normativa de aplicación y al visado de su gabinete jurídico».

El sindicato sostiene que el acuerdo en ningún caso afectaba a las jornadas laborales, sino a distribución de horarios, materia objeto de negociación regulado en el Estatuto Básico de los Empleados Públicos en su artículo 37: «El documento de abril de 2016 deja en todo momento claro que la jornada general será de 37 horas y media de promedio en cómputo anual, tal y como establece la ley». La Fiscalía fue alertada de estos hechos por un abogado vinculado al PP. Este letrado también fue objeto de un informe del entonces interventor, ahora denunciado, por haber recibido supuestamente más de un millón de euros de las arcas locales sin que la mayor parte de estos pagos siguieran el procedimiento necesario.

Comisiones Obreras ha advertido de que no consentirá «que se utilice a la plantilla del Ayuntamiento ni a los sindicatos que los representamos como instrumento partidista en campañas electorales». El sindicato también ha resaltado que los empleados públicos que prestan sus servicios en Torremolinos «cumplen fielmente sus horarios» según establece la legislación vigente».