SUR Torremolinos

Comienzan las obras para crear 40 plazas de aparcamiento en El Olivarillo en Torremolinos

Imagen de las obras, que ya han comenzado. /SUR
Imagen de las obras, que ya han comenzado. / SUR

Los trabajos cumplen con una sentencia judicial que obliga al Ayuntamiento a reponer la situación urbanística de la zona, peatonalizada pese a que la actuación impedía el acceso a una gasolinera que llevó el asunto a los tribunales

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Esta semana han comenzado las obras para reabrir al tráfico el acceso de El Olivarillo, como ordena una sentencia judicial contra la peatonalización ejecutada por el anterior equipo de Gobierno. El Ayuntamiento ha querido aprovechar estos trabajos para crear 40 plazas de aparcamiento público y en superficie en esta céntrica zona y acometer en paralelo una reordenación del tráfico rodado en las calles Río Bergantes y Hoyos. Las obras tienen un coste de 132.210 euros, financiados de forma íntegra por la Diputación mediante el plan de inversiones financieramente sostenibles.

Los trabajos cumplen así con una sentencia de 2009 confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en 2013, por la que la empresa Cepsa recurrió el cierre municipal de la gasolinera y la peatonalización de los accesos a esta instalación acordada por el anterior Ejecutivo del PP, resolución judicial que el Consistorio nunca ha acatado hasta ahora. Con esta actuación, Torremolinos repone la situación previa al cierre municipal de esta estación de servicio y a la peatonalización del carril que daba acceso a esa instalación en las intersecciones de calle Cruz y calle Hoyo.

El anterior alcalde, Pedro Fernández Montes, dictó en 2006 un decreto que sancionaba con 30.000 euros a la empresa responsable de este antiguo surtidor por un supuesto problema con la licencia de apertura. El exregidor ordenó también el precinto y cierre de la gasolinera, pero el asunto fue llevado a los tribunales por parte de la compañía, que presentó un recurso contencioso-administrativo en el Juzgado número seis de Málaga, con sentencia favorable al demandante.

Las obras que ahora van a comenzar conllevarán la demolición de parte del acerado colocado en su día y la rehabilitación del carril, y contempla la apertura de ese nuevo acceso al tráfico en sentido descendente (a la altura de la conocida como rotonda de los Abuelos desde la calle Hoyo hasta su intersección con calle Cruz, además de la habilitación de hasta 40 nuevas plazas de estacionamiento en superficie.