Blanes se querella contra Del Cid y el PP por presuntas injurias y calumnias

Parte del grupo municipal del PP, en el último pleno. /SUR
Parte del grupo municipal del PP, en el último pleno. / SUR

La defensa de la concejala socialista acusa a los populares de atentar contra su dignidad al afirmar que condujo «con claros síntomas de embriaguez»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Torremolinos, Aída Blanes, que sacó su vehículo del depósito municipal sin pagar la tasa de la grúa ni la multa después de que la Policía Local lo mandase retirar al estar estacionado en zona reservada para los agentes, se ha querellado contra su compañero de corporación Ramón del Cid y contra el resto del grupo municipal del PP, formado por otros nueve representantes. El edil popular, exprimer teniente de alcalde, aseguró sin pruebas en un comunicado que la concejala socialista condujo «con claros síntomas de embriaguez». Ni el informe policial ni el relato de los hechos de la empresa municipal responsable de la grúa avalan esta versión ni hacen referencia en ningún momento a un posible delito contra la seguridad vial por parte de Blanes.

La edil del PSOE ha contraatacado interponiendo una querella contra el PP y Del Cid por un presunto delito de injurias y calumnias. La defensa de Blanes solicita 10.000 euros en concepto de indemnización por «atentar contra la dignidad, honor y reputación» de la titular de Cultura y como «reparación del daño moral producido». También piden que se retracten públicamente y se abstengan de realizar comentarios en similares términos, además de eliminar todo rastro de estas publicaciones en sus redes sociales.

Como pruebas, Blanes aporta la nota de prensa y la publicación de Facebook donde este comunicado aparece de forma íntegra. En concreto, el PP pone en boca de Del Cid las siguientes acusaciones: «El abuso de poder de la concejala socialista para poder retirar el vehículo sin abonar la tasa de arrastre se suma a la poca colaboración por parte tanto del alcalde como del Inspector jefe de la Policía Local y el presidente de Samset para ofrecer información acerca de los hechos ocurridos, pero es que, además, los miembros de la Policía Local que acompañaron a la concejala socialista permitieron que ella misma extrajera el vehículo del depósito municipal con claros síntomas de embriaguez, incurriendo así en un presunto delito de omisión del deber de perseguir el delito contra la seguridad vial».