Ábalos, en Torremolinos: «Votar a PP, C's y Vox es votar lo mismo»

Ruiz Espejo, Ortiz, Ábalos y Espil en la sede del PSOE de Torremolinos/FT
Ruiz Espejo, Ortiz, Ábalos y Espil en la sede del PSOE de Torremolinos / FT

El ministro de Fomento participa en un mitin junto al secretario del PSOE Ruiz Espejo y al alcalde José Ortiz

Fernando Torres
FERNANDO TORRESTorremolinos

Torremolinos cerró filas este miércoles en torno a la ejecutiva nacional del Partido Socialista y a los ministros del presidente Pedro Sánchez. El ministro de Fomento y secretario de Organización José Luis Ábalos protagonizó un mitin que sirvió para dar por comenzada de forma oficial la precampaña electoral de cara a las elecciones generales del próximo 28 de abril. El ministro hizo un alegato con el que puso en valor la labor del ejecutivo de Pedro Sánchez y criticó con dureza la alineación del Partido Popular con Ciudadanos y Vox en Andalucía, una solución «que puede llegar a España» y recordó ante los simpatizantes que votar a cada uno de esos partidos supone depositar la confianza en el mismo concepto. «Hay gente que dice que lo mejor es juntar las tres papeletas en el mismo sobre», bromeó.

Ábalos estuvo arropado por una nutrida representación socialista. El alcalde de la localidad, José Ortiz; el secretario del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo; la subdelegada del Gobierno, María Gámez o el diputado por Málaga Miguel Ángel Heredia acudieron a la cita, además de la secretaria del partido en Torremolinos, Ana Espil.

Ábalos comenzó su intervención señalando la «arrogancia» que caracteriza a los representantes actuales de los partidos de derechas: «Si son así en la oposición, qué miedo da darles un poco de poder». Tras esa reflexión puso en valor el papel del PSOE como primer gobierno surgido tras una moción de censura y con la oposición presente en algunas de las instituciones de Gobierno como la mesa de la cámara.

De igual manera criticó al ejecutivo de Rajoy para justificar la moción de censura como un compromiso con España: «Era no sólo un Gobierno superado por la corrupción, sino que estaban en la inacción. Su tarea era preservar lo que consiguieron hacer en tiempos de la mayoría absoluta; no gobernaban, administraban su propio legado».

También aprovechó el foto –unas trescientas personas– para hacer balance de los ocho meses en el Gobierno: «Han sido pocos meses pero los hemos afrontado con ilusión. Nuestro compromiso primero era higienizar, dos conseguir respuestas urgentes que nos exigía la sociedad como las pensiones, los salarios...». En tercer lugar querían «dar certidumbre y estabilidad» e impulsar «crecimiento». Y por último, convocar comicios: «¿Quién va a pensar que nosotros no queremos elecciones? Es lo que más reivindicamos como partido». Además, ante el desafío independentista y su uso partidista por parte «de las derechas», recordó que «se puede hacer patria, pero una patria de todos».

De Torremolinos al Estado

Antes de su intervención, el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, puso el ejemplo de su irrupción en el Ayuntamiento para arrebatar el bastón de mando a Pedro Fernández Montes (PP) hace cuatro años como el valor del PSOE al frente de los ayuntamientos. «Está en juego (en las próximas elecciones) no solo el futuro del país, sino qué España queremos: ¿una sociedad basada en la ruptura y el 'frentismo'? ¿Exclusión y separatismo? Como socialistas representamos una opción real como lo hicimos al principio de la Democracia».

Por su parte, Ruiz Espejo también se subió al atril para recordar que el Partido Popular convirtió Torremolinos en «una tierra oscura» después de haber sido referente en el turismo y en el aperturismo, de nuevo reforzando el símil entre la Costa del Sol y el Gobierno central de cara al 28 de abril. «Torremolinos es ejemplo para decir que en el PSOE tenemos un modelo de desarrollo sostenible que se puede llevar a muchos municipios, de la costa y del interior».