Torremolinos recorta 42 millones de deuda en tres años tras la contención del gasto

El Ayuntamiento acordó ayer destinar 14 millones a pagar deuda. / SUR
El Ayuntamiento acordó ayer destinar 14 millones a pagar deuda. / SUR

La oposición critica la falta de inversiones y los retrasos en los pagos a proveedores y el PSOE tira de la bajada del IBI y la peatonalización

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Ayuntamiento de Torremolinos anunció ayer que ha reducido en 42 millones de euros su deuda, que en junio de 2015 ascendía a 197 millones, según el interventor. La primera teniente de alcalde y concejala de Economía, Maribel Tocón (PSOE), reveló la disminución del débito durante el pleno, que aprobó la liquidación de las cuentas del año pasado, con un superávit de 14 millones de euros. Este importe irá destinado a seguir pagando deuda, como exige la ley. La medida fue aprobada con los votos a favor del PSOE y Ciudadanos, la abstención del PP y Costa del Sol Sí Puede y el voto en contra de Izquierda Unida. Tocón destacó que el Consistorio no haya aumentado las facturas pendientes durante esta legislatura tras la contención del gasto.

La oposición critica la falta de inversiones y el aumento del plazo de pago a proveedores. Los socialistas, sin embargo, alegan que en los últimos meses se han activado proyectos con fondos municipales, como la peatonalización de la plaza Costa del Sol y parte de la avenida Palma de Mallorca, cuyas obras están terminando. La deuda viva que el Ayuntamiento mantiene con los bancos está situada en un 47,5 por ciento, ocho puntos por debajo del ejercicio anterior, reduciendo a cero los créditos a corto plazo, según Tocón. Desde el Consistorio también resaltan la bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), reducido cerca de un 25 por ciento, aunque la eliminación de las subvenciones concedidas en anteriores legislaturas multiplicó los recibos del año pasado, de modo que la mayoría de vecinos apenas han notado esta disminución. El PSOE aprobó por decreto un plan de ayudas para las rentas más bajas después de que las subvenciones anteriores fueran declaradas irregulares.

En cuanto al resto de la sesión plenaria, el PP criticó la parálisis de la ampliación del IES Concha Méndez, el estado de la Cuesta del Tajo y la calle Peligro y los problemas que arrastra el Patronato de Deportes por la falta de personal, sin que aún se haya materializado la bolsa de empleo anunciada por el Gobierno que preside José Ortiz. Ciudadanos recordó el cierre continuado de la Cañada del lobo y la ausencia de un protocolo de coordinación y actuación ante inclemencias meterológicas, además de señalar la necesidad de mejorar los pasos de cebra cercanos a colegios e institutos. Costa del Sol Sí Puede acusó al PSOE de incumplir el acuerdo presupuestario del año pasado al no sacar adelante el plan de empleo municipal para el que hay una partida de 700.000 euros prorrogada este ejercicio.

La sesión celebrada ayer fue la última de carácter ordinario antes del pleno extraordinario sobre el estado del municipio que, sobre el papel, debería celebrarse en noviembre, según anunció Ortiz hace semanas. Esta sesión figura en el reglamento municipal y debería convocarse al menos una vez al año, aunque de momento nunca se ha celebrado. El Ayuntamiento ya ha introducido en los últimos años otras medidas similares, como la participación ciudadana en los plenos, prohibida hasta esta legislatura.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos