Torremolinos desbloquea la ayuda a Emaús y da oxígeno a sus comedores sociales

El pleno aprobó cinco subvenciones, entre ellas la de Emaús, que tiene su casa madre en Torremolinos./SUR
El pleno aprobó cinco subvenciones, entre ellas la de Emaús, que tiene su casa madre en Torremolinos. / SUR

El pleno aprueba una subvención de 65.000 euros después de que la asociación advirtiese de su falta de liquidez

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El pleno de Torremolinos desbloqueó ayer una subvención de 65.000 euros a Emaús, que atiende a más de 550 personas en los cuatro comedores sociales que tiene en la provincia de Málaga. Esta organización sin ánimo de lucro llevaba semanas advirtiendo de que la caída de socios y los problemas para recibir las ayudas municipales comprometía la continuidad de sus comedores. La iniciativa del Ayuntamiento supone por tanto un balón de oxígeno para la asociación, con sede en Torremolinos. Según el acuerdo, del que informó el concejal de Bienestar Social, Pedro Pérez (PSOE), Emaús atenderá a cerca de 200 personas al día en la localidad. Se trata de la subvención de mayor importe que recibirá la organización por parte de un Consistorio.

Emaús mantiene convenios con los cuatro Ayuntamientos de los municipios donde disponen de comedores (Torremolinos, Vélez-Málaga, Estepona y Antequera), que se estaban retrasando en el pago de las ayudas contempladas este año hasta el punto de poner en riesgo el servicio diario que presta la asociación, consistente en ofrecer un almuerzo caliente y entregar bolsas con bocadillos, galletas, frutas y otros alimentos para desayunos y cenas. En el caso de Torremolinos, donde Emaús tiene su casa madre y ayuda a las personas en riesgo de exclusión social desde los años noventa, el Consistorio mantenía un acuerdo anterior por el que abonaba 5.400 euros mensuales a cambio de que la asociación se hiciera cargo también del servicio de reparto de comida a domicilio destinado a mayores de 65 años, personas dependientes o con problemas movilidad y pocos recursos que tienen dificultades de autonomía.

El convenio topó hace meses con reparos técnicos porque el procedimiento no podía seguir prolongándose por tener carácter contractual. El Gobierno local se comprometió a licitar una subvención nominativa, algo en lo que Bienestar Social ha trabajado en los últimos meses hasta llevar al pleno la propuesta de ayuda finalmente aprobada ayer. Además de las ayudas municipales, Emaús tiene como fuente de ingresos las donaciones de sus socios, que han caído en los últimos meses. «La gente piensa que ya ha pasado la crisis y que no se requiere tanta ayuda, pero atendemos a cientos de personas que necesitan comida cada día», explican desde la asociación.

Otras subvenciones

La corporación también dio luz verde a otras cuatro subvenciones, en este caso de 10.000 euros cada una, para Fundación Cuidados del Cáncer (Cudeca), la Asociación Española Contra el Cáncer, la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de la Costa del Sol (Afesol) y la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias de Benalmádena y Torremolinos (AFAB).Pedro Pérez incidió en que estas asociaciones «trabajan en sectores muy sensibles, donde realizan una enorme obra social».

Con esta ayuda, Emaús garantiza la entrega de comida a domicilio a 70 personas con problemas de movilidad y a otras 100 que recogen la comida en el comedor social, además de a quienes acuden a su sede.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos