Francisco Salado: «Hay que aumentar la frecuencia de los autobuses de la Costa»

Manuel Castillo, director de SUR, y el presidente de la Diputación, Francisco Salado, en el programa de 'La Alameda' de 101 Tv. / Migue Fernández

El presidente de la Diputación Provincial avanzó ayer en el programa 'La Alameda' los grandes proyectos que quiere dejar enfocados antes de las municipales

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

El presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Francisco Salado, protagonizó anoche 'La Alameda', el programa que se emite en 101Tv coproducido por SUR y presentado por el director de este periódico, Manuel Castillo. Salado, que fue elegido al frente de la institución provincial el pasado 2 de febrero en sustitución de Elías Bendodo, quien dimitió el 22 de enero tras ser nombrado consejero de Presidencia de la Junta, se presentó como un político moderado, pero sobre todo de partido. «Estoy y estaré a disposición del partido», aseguró.

Ante las cuestiones que le plantearon tanto Castillo como el resto de la mesa de debate, compuesta por los periodistas de SUR Javier Recio (subdirector del periódico), Ana Pérez-Bryan, especializada en información política municipal, e Iván Gelibter, que se encarga de cubrir también información política de parte de los municipios de la Costa del Sol, además del director de ABC Andalucía, Fernando del Valle, Salado dijo que le gustaría dejar enfocado antes de las próximas elecciones municipales algunos grandes proyectos en los que la Diputación está dispuesta a participar, incluso económicamente.

Apuntó en este sentido que en la línea de mejorar la movilidad en la zona litoral, que es donde más dificultades existe, a la vez que más volumen de pasajeros, es necesario pensar en algunas soluciones a corto plazo como la de aumentar la frecuencia de las líneas de autobuses de pasajeros. «No puede ser que se tarde menos en viajar de Londres a Málaga, que desde la capital a Estepona», señaló.

Salado consideró que es necesario que los autobuses tenga una frecuencia de entre cinco y diez minutos, y muy baratos para hacerlos atractivos, hasta tanto no llegan otras soluciones como la ampliación del Cercanías, el AVE o el tren litoral. Su intención es abordar este tema en una mesa de trabajo con la Consejería de Fomento.

«Estamos dispuestos a colaborar para facilitar el uso de las aguas regeneradas para regadío»

También se mostró dispuesto a colaborar desde la Diputación en facilitar el uso de las aguas regeneradas para regadío y la realización de conducciones y balsas para trasvasar agua tratada desde la Costa del Sol occidental a la oriental, tras indicar que sectores como el tropical en la Axarquía, que ha cambiado el paisaje de la zona, no pueden crecer más debido al déficit hídrico que sufre la comarca. Apuntó asimismo la idea de crear una senda submarina que discurra por los pecios hundidos en las costas malagueñas.

Sobre el Caminito del Rey, señaló que existe un «medio proyecto» para aumentar el trazado, pero que hay que verlo con Medio Ambiente e insistió en que las decisiones sobre el mismo serán consensuadas.

Salado defendió a las diputaciones por entender que juegan un papel clave para los municipios más pequeños. «Gracias a la Diputación pueden tener los servicios esenciales. De lo contrario habría que crear otro organismo», dijo. Insistió en que las decisiones en la Diputación deben ser tomadas por los políticos y que no es lo mismo un gobierno de PSOE e IU, como ha habido antes, «cuando la Diputación era mucho flamenco y mucha fiesta, que uno del PP». Para Salado, el equipo de gobierno de PP y Cs en la institución ha cambiado la visión de la Diputación al involucrarse en proyectos más provinciales.

Asegura que su objetivo es la Alcaldía de Rincón y que está a disposición del partido

Francisco Salado también manifestó su postura sobre algunas cuestiones políticas. En primer lugar, insistió en que su objetivo prioritario es Rincón de la Victoria y que será el partido el que decida sobre si seguirá o no como presidente de la Diputación si la aritmético lo permite. «Estaré siempre a disposición del partido», dijo. Reconoció que ha podido compatibilizar la Alcaldía y el cargo de presidente gracias a que cuenta con un gran equipo.

Respecto a Vox dijo que es posible que entre en la Diputación, aunque eso está por ver, pero que si sucede no descarta un «gobierno del cambio» como el de la Junta de Andalucía. No obstante, afirmó que hay algunas posturas de esta formación de extrema derecha con las que «no estoy cómodo», a la vez que calificó el discurso del partido de Santiago Abascal de «extravagante». Salado dijo que el PP debe transmitir que «somos los que hemos sacado a España de la crisis y que sabemos gobernar».

Sobre que Pablo Montesinos sea el número uno de la candidatura del PP por Málaga al Congreso declaró que crece «que es bueno» y que no se trata de un «paracaidista».

Con relación al abandono del PP de Pedro Fernández Montes, consideró que debía haberse ido «de otra manera».

Distintos momentos del programa. / Migue Fernández