El PSOE exige al candidato del PP de Benalmádena que renuncie a los mil euros que recibe como concejal de otro partido

Juan Antonio Lara, durante un acto del PP. /SUR
Juan Antonio Lara, durante un acto del PP. / SUR

Heredia acusa a Lara de «interesado» y Moya le defiende aunque admite que cobrar por otra formación «a lo mejor no es lo más adecuado»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Las armas electorales comienzan a estar en alto en Benalmádena. El PSOE exigió ayer al candidato del PP, Juan Antonio Lara, que renuncie a la asignación de 1.100 euros mensuales que recibe como concejal de Vecinos por Benalmádena, formación local bajo la que concurrió a los comicios de 2015, antes de fichar por los populares. El diputado socialista Miguel Ángel Heredia acusa a Lara de «poner sus intereses personales por encima de los intereses de la ciudadanía» y critica que el candidato del PP mantenga su dualidad política «para seguir cobrando mil euros mensuales de dinero público». En caso de que pasara al grupo no adscrito, Lara percibiría 100 euros para sus gastos en lugar de los 1.100 euros que recibe ahora.

Lara no ha querido atender las reiteradas llamadas de este periódico desde que, a finales de julio, fuese preguntado por los presuntos pagos realizados en concepto de alquiler de la sede de su grupo municipal, Vecinos por Benalmádena, con cargo a las asignaciones procedentes del Ayuntamiento. Por entonces el ya candidato del PP respondió que abonaba unos 600 euros mensuales por un local que utilizaba «una serie de días y horas» situado en calle Moscatel, aunque no recordaba el número. En documentos oficiales, sin embargo, la dirección de Vecinos por Benalmádena coincide con la dirección de la oficina que Lara tiene como asesor fiscal.

Tampoco el PP provincial ha querido pronunciarse sobre las declaraciones de Heredia ni las retribuciones municipales para gastos de su candidato en Benalmádena. El exalcalde y presidente local del partido, Enrique Moya, alega que Lara «es una persona íntegra» e incide en que «seguirá manteniendo su formación hasta las elecciones del próximo año, y así lo dijo en la presentación de su candidatura», aunque reconoce que seguir recibiendo los 1.100 euros mensuales «a lo mejor no sería lo más adecuado». Moya sostiene que Lara «es un hombre serio que trabaja por el partido» y defiende la legalidad de la situación, con independencia de que «pueda ser ético o no que cobre».

Noticia relacionada

Los ayuntamientos ingresan cada mes en las cuentas de sus grupos municipales un importe, decidido por el pleno, para cubrir sus gastos de funcionamiento. En el caso de Benalmádena, el importe asciende a 1.000 euros por grupo y 100 euros por concejal. Lara, que además de estos 1.100 euros para gastos recibe otros 1.000 euros por asistencia a pleno como el resto de ediles sin dedicación exclusiva ni parcial en el Consistorio, anunció en febrero que encabezaría la lista del PP pero mantendría su acta como concejal de Vecinos «para no traicionar» a sus votantes.

En las últimas cuentas de Vecinos por Benalmádena presentadas por Lara, correspondientes a 2016, figuran gastos como 16.086 euros en «publicidad, propaganda y relaciones públicas», 160 euros en floristería, 199 euros por servicios bancarios o 1.325 euros por los intereses derivados de un préstamo hipotecario. El resultado total del ejercicio arroja pérdidas por valor de 6.774 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos