El PSOE no aprueba sus propuestas para el vivero por la ausencia de dos de sus concejales

A. GÓMEZ.

La empresa municipal Vivero de Torremolinos no pudo aprobar las propuestas presentadas por el PSOE en su último consejo de administración debido a la ausencia de dos concejalas de este partido, que gobierna en minoría. El edil socialista Pedro Pérez, presidente del consejo, había convocado la reunión para sacar adelante la reformulación de la cuenta de 2017 y una enmienda para la redacción de las bases y el desarrollo del procedimiento de selección de los puestos de trabajo de encargado y auxiliar de ventas del vivero.

El consejo está formado por once concejales: cuatro del PP, tres del PSOE, dos de Ciudadanos, uno de Costa del Sol Sí Puede y otro de Izquierda Unida. En el segundo punto, el PP se abstuvo y el resto de formaciones votaron a favor, pero la enmienda no quedó aprobada, al requerir mayoría absoluta, por la ausencia de las concejalas socialistas Carmen García y Aída Blanes, quienes tampoco habían delegado su voto. Fuentes municipales achacan ambas ausencias, que dejaron la aprobación a falta de un solo voto, «a fallos técnicos» que impidieron que les llegara la convocatoria del consejo.

La reformulación de la cuenta del año pasado tampoco fue aprobada por la abstención del PP y Ciudadanos, aunque el partido naranja podría cambiar el sentido de su voto en el próximo consejo, convocado mañana de forma extraordinaria. Las cuentas del vivero ya fueron aprobadas, pero la auditoría practicada forzó la introducción de algunas modificaciones que deben someterse a votación antes de que el documento sea trasladado al pleno.

El tercer punto, relativo al nombramiento de un secretario y asesor jurídico, fue retirado por Pérez, que asegura que esta decisión ya estaba tomada antes del inicio del consejo. El PP, sin embargo, mantiene que la eliminación de la propuesta fue motivada por los reparos de sus consejeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos