El proyecto 'Ciudad Romana Suel' potenciará el entorno del Castillo Sohail en Fuengirola

Mula presentó ayer la iniciativa junto a sus responsables en el Ayuntamiento de Fuengirola./Iván Gelibter
Mula presentó ayer la iniciativa junto a sus responsables en el Ayuntamiento de Fuengirola. / Iván Gelibter

La intervención, que se acometerá en seis años, se plantea en diversas fases que tendrán una duración de un año cada una

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Descubrir y potenciar el conjunto arqueológico del Castillo Sohail es el principal objetivo de la iniciativa anunciada ayer por el Ayuntamiento de Fuengirola. 'Ciudad Romana Suel' supone –según la propia alcaldesa, Ana Mula– una apuesta «clara e importantísima» del Consistorio por este enclave. En el acto de presentación, estuvieron presentes la arqueóloga y directora del proyecto, Verónica Navarrete, y la profesora de la Universidad de Málaga y codirectora del mismo, María del Pilar Corrales.

Tal como explicaron, la intervención, que está dividida en seis años, se plantea también en seis fases. Éstas tendrán una duración de un año cada una y se compondrán de una serie de trabajos específicos por anualidad. El planteamiento de la intervención propuesto ocupa un área de aproximadamente unos 1.600 metros cuadrados, en la ladera de la fortaleza.

Así, este proyecto se desarrolla a través de la UTE Suel (Nerea Arqueología y Alfonso Montilla) y en él participarán catedráticos, doctores, investigadores, profesores de las distintas universidades andaluzas (Málaga, Almería, Sevilla y Córdoba) e incluso internacionales, como la italiana de Macerata. A su vez colaboran arqueólogos con más de 20 años de experiencia, antropólogos, biólogos, topógrafos, químicos, arquitectos, restauradores, conservadores y geólogos.

Los objetivos que se pretenden con esta tipo de actuación son: delimitar estos restos arqueológicos, determinando las zonas que puedan sufrir un mayor deterioro del yacimiento; conocer el estado de conservación en el que se encuentra para la elaboración de un diagnóstico; estudiar y analizar las estructuras del yacimiento para determinar la tipología y usos que se les dio, con la idea de poder elaborar una realidad histórica que mostrar.

«Suel es un lugar emblemático dentro de la costa del sur de la Península Ibérica y para cualquier investigador especialista en mundo antiguo es un auténtico reclamo, porque estamos ante un asentamiento que probablemente se remonte mucho más allá del mundo romano, por lo menos desde el siglo VI antes de Cristo», explicó Corrales.

Iniciativa

Con la puesta en marcha de este iniciativa municipal, como señaló por su parte Verónica Navarrete, se busca contribuir a la conservación de las estructuras del yacimiento, estableciendo las bases para su adecuada conservación y la apertura de este espacio arqueológico al turismo y al público en general, para impulsar una apuesta por un turismo de alto valor, como el relacionado con el patrimonio histórico y la cultura, «diversificando así la rica oferta turística del municipio fuengiroleño».

Navarrete, que será le encargada de realizar el trabajo de campo, destacó que se va a hacer una puesta en valor del yacimiento que va a ser «espectacular». «Se pueden encontrar restos de viviendas, material de salazones, piletas, restos de habitaciones e incluso restos de una factoría», matizó.

«Es un proyecto ambicioso, porque además serán una parte importante de él los fuengiroleños y turistas. Se organizarán diferentes actividades paralelas, como visitas guiadas a las excavaciones para conocer estos trabajos y nuestra historia, que, por supuesto, también se documentará al completo», desgranó la alcaldesa, que también avanzó que habrá jornadas de puertas abiertas para acercar a los vecinos las labores de excavación y la importancia de las mismas así como un congreso internacional con los mejores expertos del mundo fenicio y romano, entre otras.