Prisión por atracar con casco, peluca y pasamontañas el chalet de un antiguo compañero de trabajo en Torremolinos

Efectos recuperados por la Policía Nacional durante un atraco./SUR
Efectos recuperados por la Policía Nacional durante un atraco. / SUR

Los dos acusados intentaron narcotizar al propietario con amoniaco, aunque logró identificar a uno de ellos durante la huida

EPMálaga

Agentes de la Policía Nacional han detenido, en menos de 24 horas, a los dos presuntos autores de un atraco en un domicilio del municipio malagueño de Torremolinos. Los arrestados ya han sido puestos a disposición judicial, decretando la autoridad judicial su ingreso en prisión provisional.

Los atracadores llevaban peluca y casco para evitar que los reconocieran, sin embargo, la víctima, a la que intentaron narcotizar con amoniaco, consiguió identificar a uno de ellos durante la huida, señalándolo como un antiguo compañero de trabajo.

Los presuntos atracadores lo tenían todo planeado, según ha informado la Policía Nacional a través de un comunicado, al tiempo que han precisado que teniendo conocimiento de que la víctima no se encontraba en su domicilio, se colaron trepando por el muro perimetral de su vivienda y esperaron agazapados en el patio hasta el regreso del propietario.

Así, en cuanto este aparcó su vehículo en el citado patio y cuando se dirigía hacia la puerta de entrada, le asaltaron de manera sorpresiva, ataviados con peluca, casco y pasamontañas, y trataron de privarle de sentido cubriéndole la nariz y boca con una camiseta impregnada en amoniaco.

Además, le tiraron al suelo y golpearon reiteradamente, logrando finalmente sustraer de su bolsillo la cartera, en la que sabían portaba una importante cantidad de dinero. A pesar del aturdimiento y de los golpes recibidos, el hombre consiguió reponerse y defenderse de la agresión, por lo que los asaltantes emprendieron su huida, perdiendo por el camino diversos útiles que portaban para el robo.

A uno de ellos se le cayeron además la peluca y el casco que llevaba, momento en el que la víctima pudo ver su rostro, reconociéndole como un excompañero de trabajo al que habían despedido un par de semanas antes.

Una vecina, alertada por los gritos, llamó al 091 y los agentes de la Policía Nacional acudieron al lugar de los hechos. El hombre víctima de los hechos les relató lo ocurrido y pudieron localizar varios de los utensilios que portaban los atracadores y que habían abandonado en su huída: bridas, mazos, cinta aislante, linternas, además de la peluca, el casco y la camiseta impregnada en amoniaco. También se halló una motocicleta que habían dejado al lado de la vivienda.

Los agentes sospecharon que volverían a por ella, y así fue, ya que apenas unas horas más tarde apareció uno de los presuntos atracadores, un varón malagueño y de 40 años, procediéndose en ese mismo momento a su detención.

El otro de los atacantes, varón de 36 años también malagueño, no tardó en ser localizado. Esa misma noche acudió a la Comisaría Provincial de Málaga para interponer una denuncia por el presunto robo de su ciclomotor, el cual había sido hallado en el lugar de los hechos. Realizadas las pesquisas correspondientes se comprobó que había denunciado en falso y que efectivamente había sido partícipe del asalto a la vivienda, por lo que también fue detenido.

Tras las investigaciones de los agentes de Policía Nacional y las declaraciones de los detenidos, finalmente, se consiguieron recuperar 1.580 euros, así como la cartera de la víctima junto con su documentación. Los detenidos ya han sido puestos a disposición judicial, decretando la autoridad judicial su ingreso en prisión provisional.

 

Fotos

Vídeos