Piden 25 años de prisión para un acusado de matar a su mujer para cobrar 3.000 euros de pensión

Vivienda en la que fue hallado el cuerpo de la mujer./SUR
Vivienda en la que fue hallado el cuerpo de la mujer. / SUR

La Fiscalía asegura que el procesado arrojó por las escaleras a su esposa, «dejándola agonizante, víctima de una muerte segura»

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

La Fiscalía de Málaga ha solicitado que un hombre sea condenado a 25 años de prisión, ya que considera que mató a su mujer. En el escrito de acusación, al que ha tenido acceso este periódico, se precisa que el procesado acabó con la vida de su esposa con la única intención de percibir la pensión mensual de 3.000 euros que cobraba la víctima y de la que sería perceptor el acusado en caso de fallecimiento de ésta, ya que no tenían hijos.

Los hechos tuvieron lugar a mediados de febrero de 2016 en la calle Mijas, dentro de la urbanización Pueblo López, en Fuengirola. Allí se encuentra situada la vivienda en la que residía la víctima, una mujer de nacionalidad danesa y de 70 años de edad. Según relató entonces a este periódico una vecina, la fallecida llevaba «poco más de un año residiendo en esta zona, no se relacionaba prácticamente con nadie y solía estar sola».

Sobre las 19.00 horas del 11 de febrero, el acusado –danés de 74 años– se presentó en la citada vivienda, aprovechándose de la buena relación que tenía con su mujer, pese a llevar 20 años separados, según explica el fiscal, quien apunta que el procesado tenía llaves del domicilio.

La Fiscalía solicita que indemnice con 300.000 euros a los herederos de la víctima

«Con la clara intención de acabar con su vida, utilizando un objeto afilado que no ha sido hallado, propinó sorpresivamente un golpe» a la mujer. El representante del Ministerio Público asegura que le dio en la zona parietal de la cabeza, ya que no pudo esquivar el golpe al estar de espaldas al procesado en ese momento.

En el escrito de acusación se indica que el hombre le provocó una herida de tres centímetros y medio de longitud, lo que le causó un traumatismo craneoencefálico a la víctima, con desarrollo de hemorragias, «que produjeron una posterior parada cardiorespiratoria con resultado de muerte». El fiscal señala que, a continuación, el acusado arrojó escaleras abajo el cuerpo de la mujer para simular una caída, y se marchó de la casa dejándola agonizante, víctima de una muerte segura.

El cuerpo sin vida de la mujer se encontró en la parte baja de las escaleras de la vivienda, tendida boca abajo con una herida abierta en la parte superior de la nuca y con la cabeza rodeada por un gran charco de sangre. En el informe forense se indica que llevaba muerta algo menos de 24 horas cuando fue hallada.

La Fiscalía asegura que estos hechos son constitutivos de un delito de asesinato, en la que concurre la circunstancia agravante de parentesco. Por ello, además de la citada pena de prisión, se solicita que indemnice con 300.000 euros a los herederos de la fallecida, siempre según se recoge en el escrito de acusación del Ministerio Público.

 

Fotos

Vídeos