Ortiz acusa al PP de «instrumentalizar la justicia» por la denuncia sobre contratos

El alcalde considera que Del Cid se comporta «de forma mediocre» y los populares mantienen que hubo irregularidades en dos procedimientos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz (PSOE), y su número dos, Maribel Tocón, declararon ayer como investigados tras la denuncia interpuesta por el PP por presuntas irregularidades en dos contratos municipales. El primer edil acusa a los populares de «instrumentalizar la justicia después de fracasar en el intento de poner una moción de censura» que habría tenido como objetivo desalojarlo de la Alcaldía, a la que accedió en 2015 tras dos décadas de mayorías absolutas de Pedro Fernández Montes. En declaraciones a la salida de los juzgados, Ortiz aseguró que «hemos explicado con detalle la situación» y criticó «la mediocridad de la política, a la que estamos acostumbrados en Torremolinos», en referencia a la gestión del PP: «Hemos relatado la situación heredada, la falta de procedimientos y regulación que se manifestaron en las auditorías». El regidor incide en que «esta legislatura hemos trabajado por normalizar los procesos precisamente para que los políticos no puedan actuar por encima de la ley y los técnicos».

La candidata del PP a la Alcaldía de Torremolinos, Margarita del Cid, sostiene que «el excoordinador municipal de Seguridad, que también declaró como investigado, se refirió al alcalde como el responsable de que se llevara a cabo el fraccionamiento de contratos para supuestamente eludir un proceso de concurrencia pública, siendo esta una decisión del regidor», punto que desmienten desde el Ayuntamiento. «Por fin vamos sabiendo más sobre estas 142 facturas irregulares que apuntan a una actuación nada transparente y presuntamente ilegal por parte del regidor y de la primera teniente de alcalde», advierte Del Cid, que critica que «ambos se negaran a responder a las preguntas de la acusación popular (el propio PP) durante la declaración, dejando sin aclarar su actuación ante la adjudicación de miles de euros a empresas sin concurso».

La denuncia hace referencia a dos contratos municipales: uno con un proveedor los grupos semafóricos para una prueba previa a la peatonalización del centro por 65.000 euros y otro para ampliar la relación con la empresa que presta servicio de socorrismo por 84.000 euros. Los populares consideran que en ambos casos se ha producido el fraccionamiento de contratos. El procedimiento se suma a la guerra de denuncias cruzadas entre PSOE y PP, recrudecida durante el último año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos