Rescatan a una niña de dos años a la que su madre había olvidado dentro del coche

Rescatan a una niña de dos años a la que su madre había olvidado dentro del coche

La progenitora hizo un cambio en la ruta que sigue habitualmente por las mañanas y pensaba que había dejado a la menor en la guardería

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

La Policía Nacional se vio obligada ayer a rescatar a una niña de dos años que se encontraba sola en el interior de un coche en Torremolinos. Según han informado desde la Comisaría Provincial, la madre se había olvidado de que la pequeña aún seguía en el vehículo cuando ella se bajó.

Todo ocurrió ayer sobre las 08.50 horas. Un agente en prácticas, que se encontraba fuera de servicio, pasaba por la calle Jamaica de la citada localidad cuando vio a la niña en el interior del coche, que estaba cerrado. Tras observar esta situación, avisó inmediatamente de lo que ocurría a la Sala del 091.

Rápidamente se estableció un dispositivo para liberar a la pequeña. Por un lado, varios agentes intentaron localizar a los padres de la pequeña en su domicilio, así como telefónicamente. El resultado fue negativo.

De esta forma, los policías nacionales se dispusieron a sacar a la niña, que estaba llorando y muy angustiada, del interior del coche, siempre según han explicado desde la Comisaría Provincial. Para ello, tuvieron que romper una de las ventanillas del vehículo.

Según las indagaciones, la madre de la niña, que tiene otros dos hijos –cada uno en un centro educativo distinto–, olvidó a la pequeña en el coche al creer que la había dejado en la guardería. Al parecer, un cambio durante la mañana en la ruta que sigue habitualmente para llevar a sus hijos al colegio pudo ser el motivo del olvido de la niña, que acabó siendo entregada a sus padres en dependencias policiales.

Hay que recordar un caso similar ocurrido a principios de este mes en Madrid, en el que las consecuencias fueron trágicas. Una bebé de 21 meses murió en Madrid a causa del calor tras siete horas olvidada por su padre en el asiento de atrás del coche familiar. El progenitor debía haberla dejado en la guardería antes de ir a trabajar, como hacía cada mañana. Pero ese día aparcó el coche en las cercanías del centro educativo de la niña y se marchó directo hacia al metro para comenzar su jornada laboral.

Según avanzó 'El Mundo', cuando estuvo en condiciones declarar ante la policía, explicó que recibió una llamada de trabajo en el momento en que tenía que dejar a la niña en la guardería. «Me llamaron por teléfono y me despisté», confesó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos