Navas accede a la Alcaldía en Benalmádena en un pleno marcado por un duro discurso del portavoz del PP

Navas, tras ser elegido este mediodía/
Navas, tras ser elegido este mediodía

El reelegido alcalde ironiza con las acusaciones de «sectario» de Juan Antonio Lara y le recordó que era un pleno de investidura

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

A diferencia de las últimas tres legislaturas, el pleno de constitución del Ayuntamiento de Benalmádena ha sido hoy bastante tranquilo. Atrás quedaron esos nervios de cuando la gobernabilidad dependía de un partido independiente (o varios). El pacto de los socialistas con Izquierda Unida para formar un gobierno de coalición que diera la alcaldía a Víctor Navas (PSOE) estaba hecho desde hacía días; probablemente desde la noche electoral. No ha habido sorpresas, y los once ediles del PSOE se han sumado a los dos de la coalición de izquierdas liderada por Elena Galán, que evidenció una vez más en su discurso la sintonía política y personal con el primer edil.

Sin embargo, y contra todo pronóstico, el pleno ha estado marcado por el discurso del candidato popular, Juan Antonio Lara, que ha usado un tono muy duro y poco habitual en un pleno de estas características para referirse al propio Navas y a su gobierno, al que calificó de «sectario».

«Ustedes han sido cómplices del olvido y de la inacción de la Junta de Andalucía cuando han gobernado. Desde el PP no vamos a permitir que se pierdan otros cuatro años ni que use a Benalmádena como un ariete ideológico de la izquierda», ha espetado Lara, que siempre se había caracterizado por unas intervenciones moderadas.

«Abandone el sectarismo de su anterior legislatura y deje de usar dinero público para mejorar su imagen», insistió el portavoz, cuya primera prueba electoral en las filas del PP ha traído una pérdida de dos ediles con respecto a 2015. «Necesitamos un Ayuntamiento más ágil, eficaz y transparente. Espero que respete al pleno», sentenció.

Tras el discurso, que ha provocado algunos segundos de murmullo entre el público que llenó el salón de plenos, Navas le dio la palabra al portavoz del PSOE, aunque ironizando con tono poco institucional del momento. «Seguimos con el pleno de investidura, porque esto es lo que es, un pleno de investidura».

En cuanto a su discurso, Navas ha repetido un argumentario similar al pronunciado el día de la firma del pacto con IU. «Hemos normalizado la política en Benalmádena tras dos legislaturas convulsas en la que cualquier independiente era más importante que los vecinos. Ahora la ciudad crece, prospera y progresa», ha defendido.

Resultados en las pasadas elecciones