Mula saca adelante las cuentas de 2019 de Fuengirola tras calificarlas de «progresistas»

Mula saca adelante las cuentas de 2019 de Fuengirola tras calificarlas de «progresistas»

El gobierno hace uso de la mayoría absoluta de quince ediles tras los votos contrarios de la oposición

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Tras varios meses de espera obligada por la falta de habilitados nacionales, el Ayuntamiento de Fuengirola ha aprobado esta mañana el presupuesto municipal para el año 2019, calificado como «progresista» por parte de la alcaldesa, Ana Mula. Las cuentas han salido adelante con los votos favorables de los quince ediles del PP y el voto en contra de la oposición al completo.

Tal como ya avanzó esta misma semana la regidora, las nuevas cuentas municipales prevén unos ingresos previstos de 102.807.965,11 euros (104.990.165,11 euros de consolidado) y unos gastos de 102.127.765,42 euros (104.309.965,42 euros de consolidado); lo que arroja un resultado positivo previsto de 680.199,69 euros.

De ellas se desprende además un importante aumento de quince millones en el apartado de ingresos y de hasta diecisiete millones en el caso de los gastos con respecto a 2018. El gobierno ha incidido durante toda la semana en resaltar especialmente el aumento de hasta un 118% de las inversiones reales en comparación con el ejercicio anterior, de 9 a 18,8 millones de euros.

Durante el debate, la concejala de Hacienda, Rosana Bravo, ha argumentado que los presupuestos son «serios, generosos y realistas»; así como que tienen «como pilar fundamental la atención social», garantizar el bienestar social» y «apostar por el empleo local potenciando las virtudes de la ciudad como foco de inversión«.

Por su parte, Mula ha vinculado el aumento del presupuesto a la labor realizada durante el anterior mandato municipal, en el que se logró la deuda cero y se produjeron sucesivos superávits en todos los ejercicios económicos. No en vano, en lo que respecta al de 2018, se generaron 13,6 millones de euros de superávit, tal y como ha especificado la alcaldesa.

«Tenemos un Ayuntamiento saneado económicamente. Sin deudas y que no necesita subir los impuestos a sus vecinos. Por lo tanto, es el momento de empezar a hacer realidad el compromiso que adquirí con los fuengiroleños y que tanto apoyo recibió en las urnas el pasado 26 de mayo. No nos conformamos con lo mucho que hemos avanzado. Comenzamos una nueva era. Una nueva Fuengirola. Vamos a impulsar políticas innovadoras, que presten un mejor servicio a nuestros vecinos y que, además, nos presenten ante el mundo como una ciudad moderna y de vanguardia, así como uno de los mejores destinos internacionales», ha sentenciado la alcaldesa durante el debate.