La mujer que agredió a un policía en Torremolinos tiene antecedentes por homicidio imprudente

La mujer que agredió a un policía en Torremolinos tiene antecedentes por homicidio imprudente

La jueza envía a prisión a la agresora por estampar un vaso de cristal contra la cara del agente, que trataba de mediar en una reyerta y necesitó 20 puntos de sutura

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZTorremolinos

El Juzgado de Instrucción número 2 de Torremolinos ha enviado a prisión provisional, sin fianza, a la mujer que agredió a un policía local que trataba de mediar en una reyerta producida durante la madrugada del jueves al viernes en un bar de La Nogalera. El agente, que se encontraba fuera de servicio, fue golpeado con un vaso de cristal y necesitó 20 puntos de sutura en la cara. La agresora tiene un antecedente por homicidio imprudente, hecho por el que fue condenada a tres años de cárcel y al pago de 200.000 euros en concepto de responsabilidad civil, sentencia que ha recurrido. Ahora se enfrenta a una nueva condena por un presunto delito de lesiones agravadas que podría acarrear hasta seis años de prisión.

La mujer, de 34 años, permanece desde el sábado en la cárcel de Alhaurín de la Torre. Este periódico publicó inicialmente que el agresor era un hombre porque así figura en el atestado policial, aunque se trata de una mujer transexual, sin que el cambio esté reflejado aún en su documentación legal. Durante su declaración ante la jueza, la agresora alegó que estaba siendo golpeada por varias personas y, para intentar defenderse, lanzó un vaso. El visionado de la cámara de seguridad confirma que la mujer fue sacada a rastras del local y cogida por el pelo, momento en que se produjo una trifulca. El policía local, que estaba tomando algo junto a su novia, trataba de intermediar cuando la agresora le estampó un vaso contra la cara, causándole heridas de gravedad por las que casi pierde la visión de un ojo. La grabación también constata que el agente permanecía ajeno a la reyerta antes de acercarse para intentar separar al grupo implicado.

Más

La mujer, que había sido detenida en otras once ocasiones y declaró trabajar a veces en un polígono, huyó del lugar de los hechos en el vehículo de un acompañante. El coche fue interceptado por la Policía Local en la avenida Carlota Alessandri tras el aviso lanzado por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que acudieron hasta La Nogalera. El agente agredido, que sangraba abundantemente, fue traslado al Hospital Clínico. En su declaración, el policía afirmó que, antes de intentar mediar en la reyerta, se había identificado como agente tanto de forma verbal como mostrando su carné profesional. La defensa de la agresora ha recurrido el ingreso provisional en prisión.

El procedimiento iniciado para celebrar un juicio rápido fue paralizado por la defensa del agente, que solicitó un juicio ordinario al considerar que las lesiones causadas aún no han podido evaluarse al completo. La jueza que lleva el caso ha abierto diligencias previas a las que seguirán una investigación y el juicio ordinario. Tras conocer la agresión, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) volvió a reclamar «mayor protección jurídica ante las agresiones sufridas, cada vez más frecuentes», petición que extiende a los Cuerpos de Policía Local y Nacional.

También el Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (Sip-An) y la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif) han mostrado su repulsa por la agresión y han ofrecido al agente sus servicios jurídicos, además de anunciar que se personarán como acusación particular durante el juicio.