Mijas se queda fuera de momento del pacto global entre PP y Cs

Bendodo, Nozal y Moreno cuando el segundo fue elegido presidente local del PP/
Bendodo, Nozal y Moreno cuando el segundo fue elegido presidente local del PP

El retraso en el pleno de investidura hasta el 5 de julio por el recurso de Vox mantiene aún abiertas todas las opciones de pactos

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

El Partido Popular y Ciudadanos anunciaron este pasado jueves un acuerdo global en la provincia de Málaga que afecta la Diputación Provincial (que gobernarán en coalición) y a un buen número de grandes y pequeñas alcaldías. Sin embargo, y según pudo confirmar ayer este periódico por boca de varias fuentes oficiales, el Ayuntamiento de Mijas se ha quedado fuera de este gran pacto, al menos de momento.

Además del retraso en la celebración del pleno hasta el 5 de julio por el recurso contencioso electoral de Vox, el equilibrio más que complicado en el cuarto municipio en población de la provincia ha impedido consensuar una propuesta entre las dos formaciones de derecha. Tanto PP como Cs mantienen su exigencia de ostentar la alcaldía, pero éste, una vez más, no es el principal escollo.

Las denuncias cruzadas entre sus dos líderes locales, Ángel Nozal (PP) y Juan Carlos Maldonado (Cs); y las ocho investigaciones judiciales abierta al primero no permiten que el cogobierno más lógico (Nozal como alcalde y Maldonado como primer teniente de alcalde) se haga efectivo. «Hemos decidido aplazar a la semana que viene las negociaciones. Hay tiempo y en estos días previos al sábado tenemos muchos frentes abiertos en la provincia», reconocía ayer una fuente destacada del PP provincial.

En Vox reconocen ser el «hazmerreír» de Mijas

Que la situación de Vox en Mijas es un despropósito es casi un hecho objetivo: aún no saben quién será el concejal (incluso si lo pueden mantener o no) y su recurso ha alargado hasta el 5 de julio la investidura. Sin embargo, lo que sí resulta más llamativo es que hasta su propia directiva reconozca públicamente que se han convertido en la comidilla local.

Así lo expresaba estos días la responsable de comunicación del partido (y que además fue de número dos por Málaga capital), Sonia Crespo, en una entrevista radiofónica: «En Mijas es surrealista», afirma nada más empezar su intervención, a lo que a continuación inicia una explicación de todo lo sucedido entre los número uno y dos, Carlo Rivero y Maya Escolar. En mitad del relato, Crespo se para y señala: «Es que me da hasta risa porque somos el hazmerreír, pero bueno, habrá que tomárselo con filosofía». Al cierre de esta edición, los dos protagonistas de esta historia seguían sin bajarse del caballo, aunque lo que ahora parece no estar tan claro es si Vox expulsará a Rivero si toma el acta. «Al menos así tendrá que regirse por nuestra disciplina», añadió Crespo.

En cuanto a cuáles son las bases sobre las que se está negociando, la sensación es la misma. Ambos partidos admiten que no hay una base en sí, lo que significa que las dos formaciones reclaman aún liderar el gobierno. Desde Ciudadanos se basan en que Mijas es el municipio mayor de 20.000 habitantes en el que han conseguido un mejor resultado. Sus ediles en otros municipios han dado varias alcaldías al PP, y esta sería una forma de 'devolver' este favor.

En la otra cara de la moneda, los populares locales ya tuvieron que entregar el bastón de mando a Cs hace cuatro años en virtud de otro pacto global, y afirman no estar dispuestos a ser de nuevo la moneda de cambio. No en vano, ya dijeron esta semana que su candidato iba a ser Nozal, y que bajo ningún concepto se planteaban una alternativa. Los negociadores podrán descansar el fin de semana, pero les quedan aún tres largas semanas por delante.