La Junta encargará inspecciones para determinar si el funcionamiento de la residencia en la que se declaró un brote de sarna en Benalmádena «es adecuado»

La Junta encargará inspecciones para determinar si el funcionamiento de la residencia en la que se declaró un brote de sarna en Benalmádena «es adecuado»

Ruiz Espejo no descarta retirar el concierto con este centro, donde se ha declarado un brote de sarna, en caso de detectar anomalías

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha anunciado esta mañana que la Junta «encargará inspecciones» para determinar si el funcionamiento de la residencia de Benalmádena donde se ha declarado un brote de sarna «es el adecuado». En declaraciones a los periodistas en el Hospital Regional Carlos Haya, Ruiz Espejo ha adelantado que «en función de los resultados» de las inspecciones «se tomarán las medidas que sean necesarias», sin descartar que, en caso de que se incumplan los protocolos establecidos para el cuidado de los ancianos en Andalucía, «dejen de concertarse las plazas» en este centro, perteneciente al Grupo Seniors.

Noticias relacionadas

La delegada territorial de Salud, Ana Isabel González, ha afirmado sin embargo que la sarna «es más habitual de lo que parece» y ha explicado que el brote, que no es susceptible de sanción, «está controlado». La Junta ha declarado seis casos, aunque los familiares denuncian que hay más de una veintena de afectados y han mostrado su preocupación por «la falta de higiene y atención», aportando informes médicos que avalan que algunos de estos ancianos llegaron de la residencia al hospital con cuadros de desnutrición y deshidratación. González considera que la sarna «es parecida a los piojos», sin que su aparición «signifique que haya mala higiene».

El brote de sarna, hecho público hoy por SUR, forzó al Distrito Sanitario Costa del Sol a poner en marcha el protocolo establecido para esta enfermedad, que lleva dos semanas activo. Los familiares consultados sostienen que la limpieza «ha mejorado» en las dos últimas semanas, pero inciden en que el trato recibido por los más de cien residentes «no es el adecuado». El asunto fue denunciado el martes ante la Policía Nacional por la hija de una de las afectadas por sarna, que fue hospitalizada la semana pasada con erosiones en la piel y deshidratación. Entre las personas que han lamentado el estado de las instalaciones del centro figura el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas (PSOE), que ha asegurado que «tuvimos que sacar a nuestra abuela de allí» tras advertir que el trato era inadecuado y el olor, nauseabundo». Sobre la denuncia de Navas, Ruiz Espejo ha afirmado que el primer edil «goza de nuestra confianza pero tampoco vamos a tratar su caso con una consideración distinta».

El PP ha anunciado que trasladará el asunto al Parlamento andaluz, donde Mariví Romero «exigirá explicaciones a la Junta por la falta de controles sobre las condiciones en las que se encontraban los residentes». Los populares recuerdan que la mitad del centenar de plazas de esta residencia están concertadas con el Gobierno autonómico.

 

Fotos

Vídeos