La Junta se compromete a remodelar el hospital de Benalmádena diez años después

El hospital de alta resolución de Benalmádena, aún inacabado, será reformado./SUR
El hospital de alta resolución de Benalmádena, aún inacabado, será reformado. / SUR

La consejera de Salud anuncia la incorporación de tres especialidades tras una década de reivindicaciones de sindicatos y usuarios

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La Junta de Andalucía se comprometió ayer a reformar el Hospital de Alta Resolución (HAR) de Benalmádena, inaugurado hace diez años, para ampliar la cartera de servicios con las especialidades de dermatología, oftalmología y urología. Así lo confirmó la consejera de Salud, Marina Álvarez, que insistió en que el proyecto estará listo antes de que acabe el año con el objetivo de que las obras, con un presupuesto estimado de cuatro millones de euros, puedan licitarse a comienzos de 2019. El Gobierno autonómico atiende así, semanas antes de las elecciones, una de las principales demandas de la localidad malagueña en materia sanitaria.

Profesionales y usuarios llevan años reclamando a la Junta que concluya las obras del hospital, aún con una parte de su estructura en ladrillos. El comité de empresa calcula que cerca del 30 por ciento del centro permanece sin habilitar, una situación agravada por la falta de consultas para varias especialidades. El proyecto de reforma, según el compromiso establecido por el Gobierno de Susana Díaz, incluirá nuevas consultas y salas de pruebas, un hospital de día, una zona para consultas polivalentes y otra sala para extracciones. El primer servicio que se añadirá será dermatología, con actividad quirúrgica y consultas externas, en el último trimestre de este año. A continuación se incorporarán las intervenciones de cataratas del servicio de oftalmología en coordinación con el Hospital Virgen de la Victoria de Málaga. Progresivamente, una vez que terminen las obras, se completará la cartera de servicios de esta especialidad con la puesta en marcha de consultas externas, pruebas funcionales y el resto de actividad quirúrgica, y también se activará la actividad del servicio de urología.

El HAR incorporará enlos próximos meses urología, dermatología y oftalmología

Una vez finalizadas las obras e implantadas las tres especialidades, el servicio de dermatología contará con consultas médicas y sala de curas donde se podrán llevar a cabo ecografías, sesiones de fotodinámica, curetaje o pequeñas extirpaciones, además de la cartera completa de la actividad quirúrgica. Para la especialidad de oftalmología se incorporarán consultas médicas, de enfermería, consulta láser y una sala de tratamientos intraoculares. Y, para urología, además de consultas, se habilitará una sala para citoscopias. Con todas estas actuaciones, según destaca la consejera de Salud, el hospital de Benalmádena completará su cartera de servicios, «mejorando la calidad y la accesibilidad a los servicios sanitarios de los habitantes de este municipio».

Traslados de 30 kilómetros

El estado inacabado de este centro mantiene en pie de guerra a los sindicatos, que además de las especialidades ahora anunciadas llevan años solicitando a la Consejería de Salud la incorporación de los servicios de pediatría y radiología. El Sindicato Médico de Málaga (SMM) recuerda que los pacientes están obligados a trasladarse más de 30 kilómetros para recibir atención sanitaria pública en caso de necesitar ambos servicios. El SMM critica que los vecinos que necesitan una medicación especial «no son vistos ni tratados en las consultas de Benalmádena y tienen que trasladarse al Hospital Clínico» por la falta de estos medicamentos en la farmacia del HAR. La actividad quirúrgica también está lejos de un uso completo de las instalaciones, como denuncia el Satse, que revela que la ocupación de los tres quirófanos ronda el 86 por ciento por las mañanas y apenas llega al 56 por ciento por las tardes. La situación se agrava por la falta de un radiólogo de guardia.

El centro también carece de unidad e ingreso de corta estancia para urgencias, destinada a pacientes cuya patología podría ser resuelta presumiblemente en menos de 48 horas, carencias que serán parcialmente atendidas con la próxima reforma anunciada ayer por la Consejería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos