Un juez condena a un vecino de Torremolinos por escribir en Facebook que «fusilaría» a una edil

Aída Blanes junto al comentario de Facebook. /
Aída Blanes junto al comentario de Facebook.

La sentencia, que impone tres meses de multa, pena máxima por amenazas leves, recuerda que el anonimato de las redes sociales es solo «aparente»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El Juzgado de Instrucción número 4 de Torremolinos ha condenado a un usuario de Facebook, vecino de esta localidad, a tres meses de multa por escribir un mensaje contra la concejala de Cultura, Aída Blanes (PSOE). Los hechos, constitutivos de un delito leve de amenazas, se remontan a abril del año pasado, cuando Juan Moreno Pérez publicó el siguiente mensaje: «Esta tía es gilipollas. Yo la fusilaría sin preguntarle y punto. Esta gente comunista no tiene derecho a vivir». El comentario formaba parte de un hilo compartido en un grupo con más de 2.000 seguidores y donde se mostraba una fotografía de Blanes, robada de su cuenta personal según denunció ella misma, en la que aparecía envuelta en la bandera republicana.

En la sentencia, que ha adquirido carácter definitivo al no haber sido recurrida, el juez expone que, aunque los cargos públicos «están sujetos a la crítica política y ciudadana», el comentario denunciado «en modo alguno puede estar amparado en el derecho a la libertad de expresión». Los treses meses de multa suponen la condena máxima que el Código Penal contempla por un delito leve de amenazas. Moreno deberá pagar 900 euros a razón de diez euros por día durante tres meses, multa que en caso de no abonar le acarrearía un día de privación de libertad por cada dos días de impago. Además, la resolución impone una indemnización de 500 euros por los daños morales causados a la concejala socialista.

El juez justifica la imposición de la condena máxima «por el contexto en el que los comentarios fueron vertidos, en una red social pública, y por el contenido de las amenazas». La sentencia recuerda que Blanes, defendida por Vicente Tovar Abogados, «ostenta un cargo público por elección democrática» y considera un agravante que la amenaza fuese publicada en Facebook al entender que el condenado trató de aprovechar «el resguardo aparente que proporciona una red social», hecho que, lejos de atenuar la condena, «debe valorarse de forma negativa a la hora de determinar el reproche penal que merece la conducta porque favorece la comisión del delito y puede favorecer su impunidad». Moreno también debe hacer frente a las costas, por lo que su amenaza le costará cerca de 2.000 euros en total.

Insultos machistas

Al comentario ahora objeto de condena, perteneciente al hilo abierto por un conocido militante del PP de Torremolinos actualmente expedientado por el partido por su actividad en redes sociales, le sucedieron otros mensajes que, lejos de censurar la amenaza, continuaron cargando contra la edil. Otras concejalas de Torremolinos, como Maribel Tocón (PSOE) o Ángeles Vergara (Ciudadanos) han acudido también a los tribunales durante esta legislatura por comentarios que «incitan al odio» e insultos que, según relatan, presentan connotaciones machistas, guardan relación directa con aspectos físicos o ponen en cuestión «si hemos llegado a nuestro cargo a través de algún hombre». Hasta ahora, sin embargo, ninguna sentencia había avalado estas denuncias.

La amenaza publicada en Facebook generó el apoyo unánime de la corporación hacia Blanes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos