El interventor alerta de un sobrecoste irregular en las obras de Jacinto Benavente

Sostiene que este aumento de casi 50.000 euros tenía que haber estado previsto en el proyecto inicial

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Las obras de la calle Jacinto Benavente, en Fuengirola, han tenido un sobrecoste de casi 50.000 euros; un hecho que no parece haber convencido del todo al interventor municipal, que ha emitido un duro informe criticando la operación.

En dicho informe, al que este periódico ha tenido acceso, el habilitado nacional sostiene que estas diferencias de medición «habrán de incluirse en las relaciones valoradas mensuales correspondientes a las certificaciones de obra ordinarias y habrán de estar previstas en el proyecto y además deberá tramitarse un expediente adicional de gasto por el exceso de medición».

En su criterio, afirma que estos gastos, de haberse sometido a fiscalización previa de la Intervención, habrían tenido un resultado «desfavorable» con emisión de reparo por «nulidad de las actuaciones, por insuficiencia de crédito presupuestario y por omisión de trámite o requisitos esenciales».

Tal como establece la ley, este sobrecoste ha tenido que pasar por sesión plenaria, tal como ocurrió en el último pleno de junio, en el que se aprobó el reconocimiento extrajudicial de crédito. Aún así, señala el interventor que dicho reconocimiento «no anula las irregularidades que se se han cometido en la gestión» y, en su caso, las responsabilidades que pudieran haberse derivado de tales actuaciones llevadas a cabo por el equipo de gobierno. Desde Ciudadanos, que han denunciado esta cuestión haciendo público el informe de Intervención, sostienen que es una prueba más de una «gestión nefasta» por parte del PP, y que además «supone una irresponsabilidad».

Según su portavoz, Javier Toro, este sobrecoste de más de 47.000 euros se ha realizado «prescindiendo de los requisitos legalmente establecidos», por lo que le recordó ayer al gobierno que «nuevamente», vuelven a «jugar con el dinero de todos los fuengiroleños», y reclamó una mayor cautela al respecto.

Actuaciones imprevistas

Desde el equipo de gobierno sostienen por su parte que los 47.000 euros corresponden a una serie de actuaciones que hubo que hacer durante la ejecución y que no se podían prever. «Decisiones que fueros tomadas por los técnicos municipales durante el desarrollo de los trabajos», matizan.

Tal como relatan, cada una de las partidas disponen de su «debida justificación», y acusan a los partidos en la oposición de «buscar la confrontación y el menoscabo de la imagen del equipo de gobierno y los técnicos para intentar sacar rédito político», aunque ello suponga un «grave perjuicio» para los comerciantes y residentes.

Entre las actuaciones no previstas señalan a la sustitución de una jardinera por una rampa o la localización de una arqueta. «También, y para atender las peticiones de los vecinos, se apostó por colocar mármol en la plaza del Jabegote, instalar más iluminación con el sistema de telegestión y colocar una iluminación para realzar la estatua del Jabegote que se encuentra allí», sentencian.

 

Fotos

Vídeos